10 museos al aire libre para seguir disfrutando del arte

Tiempo de lectura: 5 minutos

Tras una primavera tan atípica, con tantas semanas confinados en casa y ahora que se han relajado las medidas de aislamiento, los ciudadanos empiezan a retomar los planes que dejaron en suspenso o a pensar en nuevas alternativas de ocio adaptadas al nuevo contexto en el que todos deberemos vivir durante un tiempo.

En el sector de la cultura, la apertura de museos y centros culturales ha sido paulatina. Eso sí, el aforo ha disminuido y las visitas han de seguir unos protocolos sanitarios comunes a cualquier espacio cerrado.

Otra posibilidad es disfrutar del arte al aire libre, que cuenta con menos restricciones. Espacios en los que es más fácil mantener la distancia física recomendable y en los que, además, en muchas ocasiones se está en contacto con la naturaleza. Hemos seleccionado diez museos al aire libre repartidos por toda la geografía española con creaciones artísticas de toda índole:

Museo de Escultura de Leganés (Madrid)

museo leganés

De entrada gratuita, este museo ocupa una superficie de unos 27.000 m2. Reúne una colección que recoge piezas de destacados artistas del siglo XX, como Martín Chirino, Jorge Oteiza, Agustín Ibarrola, Juan Bordes, Pablo Serrano, José Hernández o Francisco Leiro, entre otros. El proyecto se inició en el año 1984 y desde entonces ha ido ampliando sus fondos y convirtiéndose en un referente de la escultura de vanguardia.

Ruta de las Caras (Cuenca)

La Ruta de las Caras está a menos de cuatro kilómetros del pueblo conquense de Buendía, desde donde se indica cómo llegar. Una vez allí, el itinerario es de tan solo un kilómetro de largo y se puede recorrer en una hora. Se trata de un enclave natural en el que el visitante puede contemplar esculturas esculpidas en la roca, alguna de ellas de hasta cuatro metros de altura, mientras que otras hay que buscarlas en los salientes y recovecos. En total hay 18 caras talladas creadas por los artistas Jorge J. Maldonado y Eulogio Reguillo.

Museo Volstell Malpartida (Cáceres)


En 1974, en su primera visita al paraje natural de Los Barruecos, el artista alemán Wolf Vostell proclamó al entorno “Obra de Arte de la Naturaleza” y concibiendo la idea de crear aquí un museo como expresión del arte de vanguardia. Las primeras obras las creó al aire libre entre las rocas. Junto a ellas, el Museo Vostell Malpartida ocupa también un recinto de unos 14.000 m2, situado en un antiguo lavadero de lanas activo durante los siglos XVIII y XIX. El complejo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1988.

Isla de las Esculturas (Pontevedra)

Así es como se conoce también a la Isla del Covo de Pontevedra. Está ubicada es la zona del río Lérez, en la periferia de la ciudad y, además de ser un lugar de esparcimiento con grandes zonas verdes y arboladas, cuando se diseñó este espacio se invitó a 12 artistas (Röckriem, Casás, Long, Holzer, Anselmo, Croft, Hamilton Finlay, Leiro, Graham, los Poirier, Velasco y Morris) para que cada uno de ellos creara una obra. Todas ellas están relacionadas con el paisaje, con la tradición del lugar, con la historia de la escultura y de la piedra.

Fundación NMAC (Cádiz)

El objetivo de Fundación NMAC Montenmedio Arte Contemporáneo es invitar a artistas internacionales a realizar proyectos artísticos específicos en sintonía con el paisaje mediante el estudio de la historia, geografía y sociedad de la región. Entre la colección permanente, la temporal y obras en préstamos, cuenta con casi 40 obras, algunas de ellas de gran tamaño, como un pabellón sin techo o un puente de cerámica. Este museo al aire libre se encuentra en Vejer de la Frontera, limitando con el Parque Natural de la Breña y las Marismas de Barabate.

Ruta de las Icnitas (Soria)

La comarca de Tierras Altas de Soria fue una vez tierra de dinosaurios. Sus vestigios pueden verse por toda la región y descubrir las icnitas (huellas fósiles) que estos animales prehistóricos dejaron mientras dominaban la Tierra. En total se pueden visitar 16 yacimientos, donde se pueden observar sus huellas y reproducciones a tamaño real de los dinosaurios. Algunas de las rutas están acondicionadas para la visita con niños y son accesibles para personas con movilidad reducida.

Genalguacil (Málaga)

El pueblo de Genalguacil, en la serranía de Ronda, se ha convertido en una sala de exposiciones al aire libre donde todo tipo de artistas exponen sus obras de forma permanente. La elección de las creaciones la realiza el ayuntamiento cada dos años en los ‘Encuentros del Arte’. Un evento cuya primera edición tuvo lugar en 1994 y este año está previsto que se celebre entre el 1 y el 15 de agosto. En 2016 había 82 creaciones repartidas por las calles y rincones del municipio y 72 expuestas en el Museo de Arte Contemporáneo Fernando Centeno López.

Alfamén (Zaragoza)

Las fachadas de las casas de Alfamén se han convertido en lienzos. La iniciativa Asalto en Alfamén nació en 2017 y desde entonces todos los años creadores de arte urbano de diferentes países plasman en ellas sus obras de gran tamaño. Durante la semana que dura esta intervención, artistas y habitantes de la localidad conviven y conocen la realidad del otro. Ya son casi 30 las obras que habitan en las calles de este pueblo aragonés.

Museo de Escultura al Aire Libre de La Castellana (Madrid)

Este museo abrió al público en 1972 y es fruto de una corriente artística que esos años circulaba por Europa y América que pretendía acercar el arte a los ciudadanos aprovechando los espacios públicos y convirtiéndolos en zonas de esparcimiento. En este caso, se creó un museo de escultura moderna bajo un paso elevado que une dos zonas de Madrid en el Paseo de la Castellana a la altura de las calles Juan Bravo y Eduardo Dato. En total son 17 figuras abstractas de artistas como Joan Miró o Eduardo Chillida.

Museo de Arte Contemporáneo al aire libre ‘Andalucía’ (Huelva)

Pasear por las calles de la localidad onubense de Aracena se asemeja mucho a hacerlo por las salas de un museo, pero sin restricciones horarias y al aire libre. Alrededor de 50 esculturas de arte contemporáneo se pueden contemplar en sus rincones y plazas desde 1986. Ese año se inauguró este proyecto que se inició con la transformación de la Plaza de San Pedro, el epicentro de la ciudad, y que incluyó la idea del escultor Pepe Noja de convertir el pueblo en un museo al alcance de todos.

Imágenes: Ayuntamiento de Leganés, Turismo Castilla-La Mancha, Malpartida de Cáceres, Turismo de Pontevedra, Fundación NMAC, Ruta de la Icnitas , Diputación de Málaga, Asalto en Alfamén, Wikipedia, Turismo Sierra de Aracena

Lo que contamos