Aprovecha las vacaciones en la costa para mirar dónde invertir

Tiempo de lectura: 5 minutos

Aunque llevas todo el año esperando las vacaciones en la playa para descansar, en estos días de relax puedes aprovechar la ocasión para pensar cómo mejorar tu situación económica. De hecho, muchas personas dedican esta época a mirar sobre el terreno una vivienda en la que pasar sus vacaciones para evitar buscar alojamiento cada verano y que, a la vez, permita obtener rentabilidad con el alquiler.

Los datos confirman que el verano es una buena época para buscar vivienda en venta, aunque la compra se suele materializar después, en los meses de septiembre, octubre y noviembre. La razón es doble: en vacaciones tenemos más tiempo para visitar los inmuebles y es cuando más oferta sale al mercado en las zonas de playa.

Este aumento de la oferta y la demanda influye en el precio de las casas —que tiende a subir— y se pospone la decisión de compra al otoño, a la vuelta de las vacaciones.

Dónde comprar un piso en la costa: principales zonas

invertir playa en costa brava

Hay playas para todos los gustos. España cuenta con casi 8.000 kilómetros de costa en los que se suceden playas de todo tipo: de arena dorada, de piedras, urbanas, salvajes, nudistas, para familias… Cada zona tiene un atractivo que seduce a un tipo de turista por lo que, antes de plantearte dónde comprar una vivienda en la playa, deberías conocer cuáles son las zonas más atractivas y rentables.

Para empezar, debes saber que comprar una vivienda en la playa es una buena inversión. El año pasado se alcanzó la rentabilidad más alta en las viviendas costeras de los últimos diez años, con un 6,8%, según el informe Rentabilidad en municipios costeros en verano en 2021, elaborado por Fotocasa. Obviamente, hay zonas que superan esta rentabilidad y otras que no la alcanzan, pero también hay que valorar otras cuestiones como las comunicaciones, servicios y dotaciones para elegir la zona donde comprar un piso en la costa.

Canarias

Cualquiera de sus islas es una buena opción para comprar una casa y destinarla al alquiler, teniendo en cuenta que por su climatología tiene turistas todo el año. Puerto de la Cruz en Tenerife, Puerto del Rosario en Fuerteventura y Santa Lucía de Tirajana en Gran Canaria son los municipios donde se puede conseguir mayor rentabilidad por el alquiler, según el mismo informe.

Baleares

La rentabilidad de la vivienda ha bajado en los últimos años. Ha pasado de ser la segunda comunidad más rentable a ocupar el último lugar, por debajo de la media nacional. Sin embargo, Mallorca sigue siendo una isla muy demandada por los extranjeros con alto poder adquisitivo.

Costa del Sol

El envidiable clima que tiene la Costa del Sol durante todo el año consigue que sea una de las zonas más valoradas, tanto por el turista nacional como el internacional. Las poblaciones que ofrecen mejores oportunidades son Marbella, Estepona, Mijas o Nerja.

Costa Brava

La costa de Girona (Castell-Playa de Aro, Calonge, Begur o Rosas) es muy apreciada por el turista extranjero, mientras que en las playas de Barcelona existe una gran afluencia del turista nacional. Sitges y Castelldefels, entre los municipios más rentables, son muy visitados por británicos, franceses y alemanes.

Costa Blanca y costa de Valencia

En la Costa Blanca destaca Benidorm que atrae a turistas nacionales, extranjeros, familias, jóvenes, mayores… durante todo el año por lo que es fácil encontrar inquilinos fuera del periodo estival. Otras ciudades interesantes para invertir son Gandía que consigue una rentabilidad del 7,9%, Torrevieja, Santa Pola, Calpe, Benicàssim o Peñíscola.

Toma nota de lo que debes buscar en una vivienda en la playa como inversión para atraer turistas:

¿Es mejor un piso o una casa?

invertir playa en casa con piscina

Elegir un piso o una casa depende de la zona. Por ejemplo, en Benidorm predominan los rascacielos con apartamentos de dos y tres dormitorios, con terraza con vistas al mar. En la Costa del Sol, sin embargo, destacan las casas independientes o adosadas con jardín y piscina.

En cualquier vivienda en la playa no debe faltar espacio exterior: terraza, jardín, piscina… porque son los preferidos para descansar en vacaciones.

Cerca o lejos del domicilio habitual

Si el objetivo es alquilar el inmueble para rentabilizar la inversión hay que centrarse en zonas muy demandadas por el turismo y que tengan buenas conexiones. Obviamente, los precios de las viviendas en estas zonas son más caros, por lo que hay que calcular bien la rentabilidad de la inversión.

Además, si te encargas directamente de alquilarlo tiene que estar cerca de tu domicilio habitual. En cambio, si cuentas con los servicios de una agencia que atiende a los inquilinos, no es tan importante la distancia.

En primera línea de playa o más al interior

La ubicación es clave cuando compras una vivienda, pero si se trata de una vivienda vacacional tienes que considerar que cuanto más próxima a la playa, más demandada será. Eso sí, los precios también serán más caros.

En cambio, si prefieres comprar una vivienda más al interior debes buscar una que tenga acceso fácil a la playa y que esté bien orientada para que, aunque desde lejos, tenga vistas al mar.

Con todos los servicios al alcance

invertir playa con servicios

Los turistas valoran que la vivienda de vacaciones tenga cerca restaurantes, bares, centros comerciales y de ocio para disfrutar del tiempo libre sin complicaciones. Por eso, es también muy apreciado que cuente con piscina para relajarse y garaje, sobre todo, para el turista que se desplaza en coche hasta el lugar de vacaciones.

¡Ojo! si necesitas financiación

En cuanto al tema económico recuerda que si necesitas financiación cuando compras una segunda vivienda, las condiciones de la hipoteca son diferentes a la hipoteca para vivienda principal.

Los bancos conceden solo entre el 60% y 70% del valor de la segunda residencia, mientras que para la habitual conceden hasta el 80%. Por tanto, es necesario tener más dinero ahorrado para comprar la vivienda, incluyendo los gastos de la operación.

Nueva o para reformar

Es la cuestión que surge siempre que compramos una casa, ¿es mejor comprar una vivienda nueva o de segunda mano para reformar? El precio de la vivienda usada es más barato que la vivienda nueva. El ahorro puede superar el 20%, pero hay que sumar el coste de la reforma y el tiempo necesario hasta que esté terminada para comprobar si ha sido una buena inversión. Mientras que si compras una vivienda nueva puedes empezar a rentabilizarla de inmediato.

Imágenes | iStock/asbe, iStock/georgeclerk, iStock/Juan Miguel Cervera Merlo, iStock/ChrisHepburn

Lo que contamos