Embajadores: los datos detrás del barrio más cool del mundo (Time Out dixit)

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tenemos un nuevo rey de los barrios cool. La revista inglesa de ocio Time Out ha situado a Embajadores (Madrid) en el primer puesto de su City Life Index, que clasifica las 50 áreas urbanas del mundo más atractivas para ir de visita.

La publicación destaca la vida cultural y nocturna del barrio de Embajadores, muy próximo a la conocida zona de Lavapiés. Asimismo, alaba su diversidad gastronómica, que se ha multiplicado gracias a la confluencia de vecinos con orígenes muy diversos en sus calles.

Sin embargo, Embajadores es mucho más que una estampa perfecta para el pronkstilleven en Instagram: es un barrio en el que cada día conviven, trabajan, descansan y comparten recursos miles de personas. Eso sí, los datos detrás de este territorio respaldan en gran medida lo que Time Out dice de él.

Radiografía de un barrio

Embajadores forma parte del distrito Centro de Madrid, junto a los barrios de Cortes, Justicia, Palacio, Sol y Universidad. Está situado en su extremo sur y ocupa 103 hectáreas, en las que conviven 44.604 vecinos.

Los datos nos indican que Embajadores es un territorio en el que se concentra un elevado número de habitantes. También que lo más habitual es encontrarse con treintañeros en sus calles y que no resulta extraño cruzarse con vecinos de nacionalidad extranjera. Todos estos son factores que concuerdan con los argumentos esgrimidos por Time Out a la hora de declarar al barrio como el más cool del mundo.

De hecho, Embajadores es el lugar en el que se concentran más personas de todo el distrito Centro. Su densidad de población alcanza los 433 habitantes por hectárea. Es la cuarta más elevada de toda la ciudad. Respecto al género y procedencia de sus vecinos, algo más de la mitad son hombres (52%) y uno de cada cuatro tiene nacionalidad extranjera. El rango de edad más numeroso en Embajadores es el que va de los 30 a los 39 años, del que forma parte un total de 10.532 personas.

Otro dato interesante tiene que ver con la diferencia de los habitantes que llegan al barrio desde otros puntos de la ciudad respecto a los que lo abandonan. Ganan los segundos por goleada: Embajadores vio marchar a 903 vecinos más de los que recibió en 2017, el saldo negativo más abultado de Madrid en este sentido.

Vivienda antigua y pequeña

La historia detrás de Embajadores también explica en buena parte su encanto. Se trata de un territorio en el que abundan las corralas, un tipo de edificación característica de Madrid que nació durante el reinado de Felipe II para alojar a las clases humildes, compuesto por viviendas de tamaño reducido en torno a un patio central. Este tipo de construcción contribuyó a levantar el carácter popular que siempre acompañó a este barrio y que hoy le aporta un aire pintoresco, todo un imán para las cámaras de los móviles de los visitantes. Además, un plan integral de rehabilitación ha conseguido lavar la cara a Embajadores en los últimos años mediante el apoyo a la rehabilitación de viviendas, la renovación de infraestructuras y la instalación de equipamientos.

Este mismo pasado explica por qué el parque de viviendas de Embajadores está compuesto mayoritariamente por domicilios pequeños y antiguos. De hecho, su superficie media es de 79 metros cuadrados construidos, 35 menos que el promedio de la capital. Mientras, su antigüedad media de 91 años es la tercera más elevada de la capital, solo por detrás de la registrada en los barrios vecinos de Sol y Cortes.

Una vida cultural intensa

Si se puede destacar una característica de Embajadores, esa es su intensa vida cultural. De hecho, pocos madrileños interesados en el teatro, la música o cualquier otra arte escénica se libran de recorrer sus calles como mínimo tres o cuatro veces al año, por no decir al mes.

Los números respaldan este peregrinaje. Embajadores es el barrio de Madrid con más teatros (18) y asociaciones de carácter cultural (21). En total, dispone de 23 salas de espectáculos artísticos que incluyen espacios escénicos multidisciplinares y dos tablaos flamencos. Vecinos y visitantes también tienen la oportunidad de tomar algo en los 462 bares, restaurantes y cafeterías que se distribuyen por sus calles.

Actividad cultural, encanto, diversidad y mucho ambiente en sus calles. Embajadores lo tiene todo para ser la nueva Meca de los viajeros que buscan diversión sin renunciar a la esencia de los lugares que visitan, o el nuevo hogar de aquellos que quieren vivir en el barrio más cool de mundo.

Imágenes / iStock

Lo que contamos