Los 10 barrios más coloridos de España

Tiempo de lectura: 6 minutos

Sin duda alguna España es un país de gran riqueza cultural, histórica y gastronómica, uno de los mejores países para vivir y disfrutar de todo lo que ofrecen sus 50 provincias y dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla). En ella hay grandes ciudades, pequeños municipios y rincones espectaculares entre los que destacan algunos barrios y pueblos que sorprenden por su esplendoroso colorido reflejado en las fachadas de sus casas. A continuación seleccionamos las 10 propuestas imprescindibles, por su atractivo, colorido e historia.

Barrio de Triana, en Sevilla

Sevilla, la capital hispalense, elegida como mejor destino urbano en 2018 por Lonely Planet, cuenta con unos de los barrios más alegres y coloristas del panorama nacional, el barrio de Triana.

La transformación del barrio de Triana en uno de los lugares imprescindibles, un auténtico barrio de moda, se debe, entre otras cuestiones, a la peatonalización llevada a cabo en 2011 de la arteria principal, la calle de San Jacinto, y la apertura del mercado de La Lonja del Barranco, un edificio diseñado por Gustave Eiffel en 1883. Aunque está ubicado en la otra orilla del río, al otro costado del puente de Isabel II, popularmente conocido como Puente de Triana, este mercado gourmet se ha convertido en la puerta de acceso a un barrio que luce colorista y esplendoroso. Sus casas de colores ubicadas a orillas del majestuoso Guadalquivir forman una estampa inolvidable para turistas y vecinos que disfrutan de su aspecto renovado, una de las señas de identidad de un barrio con solera, auténtico y emblemático.

Casas del Onyar, en Girona

Las casas del Onyar, conocidas también como casas colgadas o casas del Río de Girona, se encuentran sobre el río Onyar, que cruza la ciudad, y destacan por su fantástico colorido. Ubicadas en la Barrio Viejo, entre la Rambla y la calle Argentería, forman parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya.

Tras las fachadas pintadas en ocres, naranjas, calderas, granates y algunos detalles en azul, las casas del Onyar enmarcan la catedral, de estilo gótico con fachada barroca, y la iglesia de San Feliu, principalmente de estilo arquitectónico gótico aunque originalmente románico. Estas casas definen una panorámica singular, de gran riqueza histórica y cultural.

Gran parte de las casas del río fueron construidas durante los siglos XIX y XX, sobre la muralla medieval original y rehabilitadas posteriormente en 2010 para redescubrir el estado actual de un conjunto encantador.

Entre ellas destaca la Casa Masó, casa natal del arquitecto Rafael Masó i Valentí, uno de los más destacados de principios del siglo XX, precursor del Novecentismo en la ciudad. Curiosamente, la Casa Masó es la única de color blanco del recorrido cromático de las casas del Onyar.

Casas de colores de Cuenca

La ciudad de Cuenca, nombrada en 1996 Patrimonio de la Humanidad, destaca por sus casas colgadas, un conjunto de construcciones en voladizo que sobresalen en la cornisa rocosa de la hoz del río Huécar. Estas construcciones fueron declaradas en 2016 Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento, un auténtico símbolo de la ciudad.

Además de las famosas casas colgantes, en la arteria principal de la capital conquense, en la calle Alfonso VIII -antigua calle de Correduría o calle de la Cárcel- se encuentra otro de los emblemas más importantes de la ciudad: sus casas de colores. Se trata de edificios estrechos de tonalidades muy diversas que ofrecen una gama cromática cambiante en función de la luminosidad y la hora del día.

Aunque destaca el colorido vibrante de sus fachadas, las puertas y ventanas están pintadas en blanco, un curioso y antiguo sistema de seguridad que permitía distinguir a los ladrones que trataban de entrar en las viviendas a través de sus ventanas, blincando o brincando de una ventana a otra. Precisamente ese es el motivo que llevó a denominar “blincadas” a estos singulares marcos blancos.

Risco de San Juan, en las Palmas de Gran Canaria

Alrededor de Las Palmas de Gran Canaria se encuentra el Risco de San Juan, una de las cinco lomas habitadas desde el siglo XVII en el que destacan sus callejuelas estrechas y empinadas y sus famosas casas de colores, una de las imágenes más conocidas de la ciudad. Un barrio con historia de procedencia humilde que contrasta con la fuerza del colorido de sus fachadas, pintadas por los vecinos con los restos de pintura de los barcos del puerto de la Luz, en rojo, azul y amarillo.

El Risco de San Juan forma parte de cinco pintorescos rincones de la ciudad junto a San Nicolás, San Roque, San Antonio y San Francisco. Se trata de mucho más que simples barrios, son considerados historia viva y popular de una ciudad que trata de recuperarlos para otorgarles el protagonismo que merecen.

Villajoyosa (Alicante)

Villajoyosa, pequeño municipio costero de la provincia de Alicante atrapa a visitantes y vecinos por sus fiestas populares, como la fiesta de Moros y Cristianos que se celebra desde 1694 y ha sido declarada como de Interés Turístico Nacional. Sus fachadas multicolor recorren tanto el litoral como las casas colgantes sobre el río Amadorio.

Según cuentan, las casas eran de colores distintos para que los pescadores, que pasaban largas temporadas en el mar, pudieran distinguir fácilmente su vivienda al regresar.

Cudillero, en Asturias

Cudillero es probablemente uno de los pueblos más pintorescos de Asturias. Se trata de una pequeña localidad pesquera enclavada en un acantilado con fachadas de colores que se asoman sobre el Cantábrico, el balcón perfecto para disfrutar de un paisaje irrepetible.

Las casas de colores recorren el perímetro de la plaza de la Marina, a modo de anfiteatro, para extenderse colina arriba entre callejuelas escarpadas y miradores en los que se detiene el tiempo: el mirador de la Garita, el Mirador de Cimadevilla, del Baluarte,  del Pico o el mirador del Contorno, enclaves ideales para contemplar las mejores vistas de la costa norte.

San Cristóbal de la Laguna (Tenerife)

Más conocida como La Laguna, la primera ciudad fundada en Tenerife tras su conquista en 1496 y antigua capital, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

La Laguna está organizada de forma lineal o cuadriculada, un trazado urbanístico inédito en la época, llevado a cabo por el ingeniero italiano Leonardo Torriani. En ella se pueden encontrar casas señoriales de aire colonial y curiosas viviendas pintadas en distintos colores que la convierten en una ciudad con un encanto especial para pasear.

Barrio de la Marina de Hondarribia (Guipúzcoa)

Situado a pocos kilómetros de la frontera francesa, en el País Vasco, se encuentra Hondarribia, un pueblo pesquero con un maravilloso casco viejo en el que destaca el Barrio de la Marina. Esta zona posee calles adoquinadas y casas y balcones de colores que se han convertido en el auténtico emblema de la localidad guipuzcoana.

Iralabarri, en Bilbao

Sin duda alguna, la apariencia de Bilbao ha cambiado radicalmente en los últimos años. De ser una ciudad gris, excesivamente industrializada, ha pasado a ser una urbe de vanguardia que ha sabido conservar su identidad. Entre sus grandes atractivos culturales y gastronómicos con estrellas Michelín, descubrimos uno de los barrios más coloridos y encantadores del panorama nacional, el Iralabarri o barrio de Irala. Se trata de una zona situada a tan solo 10 minutos del centro de la ciudad, cuyas viviendas de estilo inglés con fachadas de colores forman un elegante y original mosaico en infinidad de tonalidades. Un barrio reinventado que no pasa desapercibido.

Tolosa (Guipúzcoa)

Para finalizar esta colorida lista viajamos hasta Tolosa, antigua capital de Guipúzcoa, puerto comercial de gran relevancia y uno de los municipios más pintorescos del país. El casco antiguo y las singulares edificaciones de colores situadas en su gran mayoría sobre el río Oria conforman un paisaje urbano señorial y monumental, junto al muelle del famoso mercado y la Iglesia de Santa María del siglo XVII.

Imágenes: iStock

Imagen Risco de San Juan: El Coleccionista de Instantes

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos