Llega la Navidad y, con ella, la transformación de ciudades y pueblos

Tiempo de lectura: 5 minutos

En estas fechas, empieza la cuenta atrás para la Navidad. Las compras, los planes, los regalos y, por supuesto, la decoración. Las ciudades se llenan de luces y villancicos y los vecinos no dudan en salir a las calles a celebrar que se acerca esta época de fiestas.

Una de nuestras tradiciones más antiguas consiste en montar el belén. Su origen se remonta a la Edad Media, cuando San Francisco de Asís recreó la escena bíblica del nacimiento de Jesús en una misa de Nochebuena cerca de Greccio, Italia. En esta representación se contaba solo con animales, pero con el paso de los siglos diferentes artesanos se especializaron en la creación de las pequeñas figuras que conocemos hoy.

Por su parte, otras costumbres, como la de iluminar las casas y las calles o decorar un árbol, son mucho más recientes. En España se popularizaron a lo largo del siglo XX y, con el paso de los años, se han convertido en parte fundamental de nuestras fiestas. Hacemos un repaso de algunas de las ciudades que más transforman sus calles cuando llega la Navidad.

El alumbrado navideño de Vigo

Luces de Navidad de Vigo.

Esta ciudad de Galicia compite con grandes capitales del mundo en iluminación navideña. O, al menos, así lo declara su alcalde, que está decidido a que las luces de Vigo se vean desde el espacio.

Este año, Vigo cuenta con cerca de nueve millones de luces LED que iluminan más de 300 calles de la ciudad. Y la lista no acaba ahí: los vigueses han visto montar una noria de 60 metros y más de 180.000 luces, varios mercadillos navideños, 50 cañones de nieve artificial, atracciones infantiles y hasta una calle dedicada a la película ‘Frozen II’ gracias a un acuerdo con The Walt Disney Company Iberia. El despliegue es tan grande que hasta hay un bus turístico (el Nadal Bus) que hace un recorrido por la ciudad iluminada.

Con toda esta decoración y con la nieve artificial, los ciudadanos (que no han visto nevar en Vigo desde el 14 de enero de 1987) pueden disfrutar de una Navidad de película. Aunque las luces de Vigo no son las únicas que han llamado la atención en España. Hay otras muchas ciudades que destacan por sus iluminaciones.

Málaga, Madrid y Barcelona

Luces de Navidad de Málaga.

Málaga suma ya más de una década sorprendiendo por sus luces navideñas. La ciudad atrae cada año a turistas tanto nacionales como internacionales, animados por la vida que la ciudad tiene en estas fechas. En 2018 ganó el título de ‘Best Sunny Christmas Markets in Europe’ de la European Best Destinations (EDB).

La ciudad cuenta con iluminación por todo el casco histórico, aunque destaca, sin duda, la de la calle Larios, donde además se ofrece un espectáculo lumínico y musical varias veces al día. Este año y como novedad, se realizan también proyecciones sobre los muros de la alcazaba musulmana.

Luces de Navidad de Madrid.

El alcalde de Madrid está dispuesto a competir con Vigo y Málaga. Un gran número de calles de la capital se han llenado de belenes luminosos, cadenetas, guirnaldas y abetos, aunque el protagonismo lo tiene una gran bola de 12 metros de diámetro, siete toneladas de peso y 43.000 luces instalada en el cruce entre las calles Alcalá y la Gran Vía. Al igual que Vigo, la ciudad cuenta con un bus para recorrer las vías más importantes: el Naviluz.

Luces de Navidad de Barcelona

El caso de Barcelona también es digno de mención. La Ciudad Condal cuenta con más de 100 kilómetros de calles iluminadas. En algunas, como Passeig de Gracia, no hay que esperar a que oscurezca para disfrutar de los efectos lumínicos: la vía está llena de grandes mariposas transparentes con cristales de colores que brillan con el reflejo de la luz del sol. En los alrededores de la Sagrada Familia y de la catedral pueden visitarse, también, mercadillos que dan a la ciudad un ambiente muy navideño.

El Belén de Xàtiva

El Belén de Xàtiva.
Xàtiva es una localidad valenciana que tiene mucho que contar. El municipio ha sido testigo del paso de los diferentes pueblos y culturas que han conquistado la Península, como la romana, la visigoda y la musulmana, dejando así un patrimonio artístico y cultural que pervive hoy día. Si paseas estos días por Xàtiva, podrás disfrutar no solo de su fortaleza, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982, sino también el belén monumental más grande de España.

Verás que no le falta de nada: su pesebre, las casas de los aldeanos, trabajadores de diferentes oficios, animales (vivos) y hasta un lago. En total, más de 1.600 metros cuadrados de belén que es visitado por miles de personas cada año. En su montaje se utilizan frutas y verduras donadas por los comercios de la localidad que, una vez finalizadas las fiestas, se donan a familias con menos recursos o se subastan con el objetivo de destinar los beneficios a las ONGs locales.

Muchas de las figuras del belén son realizadas por artistas falleros, algunas con materiales sobrantes de Las Fallas, motivo por el que los vecinos de Xàtiva pueden presumir no solo del belén monumental más grande del país, sino también uno de los más sostenibles.

El gran paseo de Navidad de Torrejón de Ardoz

Este municipio de la Comunidad de Madrid también se transforma con la llegada de la Navidad. Desde hace años, alberga el mayor parque temático y paseo navideño de España. La ciudad presume de un mercado de Navidad al estilo de los del norte de Europa, un bulevar de luz, una gran noria iluminada, una pista de patinaje sobre hielo, la casa de Papá Noel y un largo etcétera.

Las Mágicas Navidades de Torrejón de Ardoz fueron declaradas Fiestas de Interés Turístico Nacional y, junto con Lieja (Bélgica), capital Europea de la Navidad en 2018.

Pero la lista no acaba aquí. Algunas localidades de España decoran sus calles con belenes de plastilina, de Barbies, de Play Móvil o incluso de arena. En otras, como la madrileña Buitrago de Lozoya o la catalana Báscara, son los propios vecinos los que representan a los principales protagonistas del nacimiento de Jesús. De una manera u otra, las calles de pueblos y ciudades tienen otra vida cuando llega la Navidad.

Imágenes| Flickr/Ajuntament Barcelona, iStock/DoloresGiraldez, iStock/Roberto, Flickr/Ajuntament Barcelona, Xativa Turismo

Lo que contamos