Vivienda social: España, a la cola de Europa

Tiempo de lectura: 4 minutos

En España la vivienda social apenas ocupa una pequeña fracción del parque total: el 2,5% respecto a las viviendas principales (la media EU-28 es de 9,3%). Y, además, tan solo hay 0,9 por cada 100 habitantes (la media EU-28 es de 3,8), según datos del portal de Eurostat sobre vivienda. Analizamos en Huellas los principales motivos de esta realidad.

La vivienda social en la Unión Europea

viviendas sociales en la unión europea por cada 100 habitantes

El portal de Eurostat sobre vivienda arroja muchos datos comparativos entre los países del antiguo UE-28 (ahora UE-27 más Reino Unido) y sobre las diferentes políticas de vivienda social desarrolladas a lo largo del tiempo por los países miembros. La situación de España, tanto desde el punto de vista de vivienda social por cada 100 habitantes como con respecto al número de viviendas principales, no arroja buenos resultados.

España ocupa la 17ª posición (de 28) en el ranking de vivienda social por número de habitantes, incorporando un total de 0,9 viviendas por cada 100 habitantes. Está muy lejos de la media EU-28 de 3,8 viviendas por cada 100 habitantes. El top  5 lo encabezan los Países Bajos (12,5), Austria (10,3), Dinamarca (9,5), Suecia (8) y Reino Unido (7,3), una clasificación resultado de una inversión continuada en el tiempo desde mediados del siglo XX.

viviendas sociales en la union europea por cada vivienda principal

Con respecto al número de viviendas sociales por vivienda principal, retrocedemos una posición más, hasta el puesto 18. En España, solo el 2,5% de las viviendas principales tienen un respaldo de vivienda social, casi cuatro veces menos que la media de la EU-28 (9,3%) y a varios órdenes de magnitud de países como Países Bajos (30%), Austria (24%), Dinamarca (20,9%), Suecia (19%) o Reino Unido (17,6%).

El decreciente gasto público en vivienda social en España, el principal motivo

España ha sido durante décadas uno de los países europeos con menor inversión del PIB en materia de vivienda. Ya a finales del siglo pasado (1996), un informe del Parlamento Europeo sobre la política de vivienda de los estados miembros señalaba a países como Portugal, España y Grecia como tenedores de “unos sectores mínimos de viviendas sociales de alquiler”, con un “gasto del Estado en política de vivienda inferior al 1% del PIB”.

numero de calificaciones definitivas de vivienda protegida en espana

A pesar de ello, el número de viviendas protegidas por año no ha hecho más que reducirse desde que hay registros. La tabla superior muestra el número de calificaciones definitivas de vivienda protegida en España, tanto en modalidad orientada a propiedad, en alquiler sin opción a compra y alquiler con opción a compra, según el Boletín estadístico del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (2008-2020).

A pesar de partir de una situación particularmente baja en 1996, el gasto público de España en materia de vivienda ha seguido cayendo. Entre 2007 y 2017 lo hizo en un 80%, situándose en apenas el 0,1% del PIB. Atendiendo al gasto público per cápita, España destinó entre estas fechas 35,4 euros, lejos de los 148,2 euros de la zona EU-28.

Al otro lado del espectro se encuentran países como Reino Unido, con un gasto público en vivienda de 439,3 euros entre 2007 y 2017, Luxemburgo (253,1 euros) o Irlanda (249,6 euros), que han mantenido o aumentado las prestaciones durante las últimas décadas.

Sareb, un granito de arena para contribuir a paliar el problema de la vivienda en España

En ese complicado contexto, desde su origen Sareb ha tratado de contribuir, en la medida de sus posibilidades, a paliar el problema de la vivienda en España. Con ese objetivo, la compañía creó en 2013 un parque social que incluía 2.000 viviendas y se elevó a 4.000 en 2015 y a 10.000 en 2020. En la actualidad alcanza los 15.000 inmuebles, después de que en febrero Sareb ampliara su programa con motivo de la firma de un protocolo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que permite a los ayuntamientos y comunidades autónomas contar con financiación de este organismo para dotarse de un parque público de vivienda.

La principal vía para articular esta faceta social consiste en la firma de convenios de cesión temporal de vivienda asequible con ayuntamientos y comunidades autónomas, quienes pueden disponer inmuebles de la compañía a precios reducidos para nutrir sus programas. Hasta la fecha Sareb ha rubricado acuerdos con 13 administraciones autonómicas y con 30 consistorios, a quienes ha cedido en total 3.070 casas que podrían beneficiar a alrededor de 12.280 personas.

En paralelo, la compañía firma de forma directa contratos de alquiler social con personas en riesgo de vulnerabilidad, previa acreditación de esa situación por Servicios Sociales. Fruto de esta iniciativa, ha rubricado más de 720 contratos de arrendamientos asequible desde 2013.

En los próximos años Sareb continuará trabajando de forma coordinada con las administraciones públicas para incrementar el número de viviendas sociales a disposición de quienes más lo necesitan, y todo ello sin descuidar el mandato que recibió en el momento de su creación: vender todos sus activos con el objetivo de repagar el mayor importe posible de la deuda emitida para comprarlos, de modo que se reduzca al máximo la aportación de los contribuyentes.

En Huellas by Sareb | Vivienda social: ¿qué es, cuándo surge y por qué es tan necesaria en España?

En Huellas by Sareb | Vivienda social: la experiencia de nuestros vecinos europeos

Imágenes | iStock/RomanBabakin

Lo que contamos