Así he ahorrado al hacer mi vivienda 100% eléctrica

Tiempo de lectura: 4 minutos

Vivir en una vivienda 100% eléctrica y ver que la factura de la climatización es cada vez menor es posible. Llevo cinco meses habitando un piso sin gas, 100% eléctrico, y lo he comprobado. Aprovechando que el piso anterior y el nuevo son prácticamente iguales en tamaño, y que el uso que se le da también es idéntico (hogar y oficina), mostramos cómo es posible electrificar por completo la vivienda ahorrando en el proceso.

Eliminar la línea de gas no solo es más asequible; también es más sostenible a nivel medioambiental, especialmente si el mix eléctrico tiende a las renovables o la energía contratada proviene de esta fuente, como en este caso. Por ejemplo, en esta vivienda se ha instalado un sistema de calefacción y aire acondicionado con las mismas máquinas reversibles de tipo aerotermia.

Electrificar la vivienda al 100% es viable

Tanto la vivienda antigua (55,96 m2) como la nueva (56,59 m2) se encuentran en la ciudad de Madrid a 700 m una de otra. Con orientación similar y un uso unipersonal idéntico, los consumos son comparables entre sí. Aunque hay diferencias:

Vivienda anterior. Calefacción mediante caldera de gas natural y radiadores metálicos, uno por habitación, excepto la cocina. El agua caliente también proviene de la caldera, mientras que la cocina es eléctrica.

Vivienda nueva. La climatización se realiza mediante aerotermia y se distribuye a la vivienda por conductos (en el plano de vivienda, en rosa). Todo es eléctrico: calefacción, aire acondicionado, ACS (termo de 80 litros) y cocina de inducción.

plano vivienda planta con leyenda

Puede sonar complejo, pero adaptar una vivienda a un sistema aerotérmico no tiene ninguna dificultad técnica. La obra es mínima y de carácter estético. El proceso fue el siguiente:

  1. Di de baja la línea de gas y retiré los radiadores, ganando espacio extra.
  2. En el exterior coloqué una máquina similar a la del aire acondicionado (fotografía de más abajo).
  3. En el techo del baño incluí una segunda máquina de unos 22 cm de altura (hay que bajar ligeramente el techo, arriba en sombreado naranja). Ambas máquinas van conectadas a la luz, y entre sí mediante un tubo de refrigerante.
  4. De esta segunda máquina surgen conductos de unos 15 cm de alto y 30 de ancho que llegan a cada habitación.
  5. Después de colocar estas máquinas basta con embellecer los techos (ver fotografías).

El coste total del sistema, con máquinas, conductos, instalación, termostato y obra para embellecer, el termo y la cocina de inducción, ha sido de 2.955,83 euros. La gran pregunta es: ¿en cuánto tiempo se amortiza lo que cuesta electrificar la vivienda?

Reduciendo la cuota de término fijo

rejilla conductos calefaccion ahorro energia vivienda

Todos los suministros (agua, gas, electricidad, y a veces incluso internet) cuentan con un término fijo y un término variable. El fijo es lo que pagas sí o sí, uses o no el servicio; y el variable indica cuánto has consumido. Conviene que ambos sean lo más bajos posible para que la suma también lo sea.

Con respecto al gas natural, el término fijo de 2018 de las grandes suministradoras se situaba entre los 7,96 y los 8,44 euros mensuales para consumos normales de 5.000 kWh a 50.000 kWh. En mi caso, pagaba 10,82 euros.

El problema del término fijo en gas es que lo pagas siempre, estés o no en casa, pongas o no la calefacción. Incluso en verano, cuando se podría prescindir del agua caliente. Por contra, el término fijo de la electricidad es una partida de la que en las casas no podemos prescindir. Todos necesitamos corriente eléctrica (la nevera no funciona con gas) y, en mi caso, he contratado 3,3 kW 24h.

consumo vivienda gas y agua

A pesar de que el coste total de la electricidad se ha multiplicado casi por dos (porque calefacción y ACS ahora son eléctricos y antes eran de gas), en el total de mi factura de climatización he ahorrado un 31,63% antes de impuestos y sin contar contadores; y un 39,92% una vez incluidos contadores e impuestos como el de hidrocarburos, el eléctrico y el IVA.

La tabla muestra los “meses fríos”. En verano el ahorro es menor, aproximadamente en torno a un 29%, y en mi caso particular el ahorro anual rondará los 196,5 euros. Al vivir solo la amortización es elevada (15 años) pero viable por el bajo mantenimiento. Nada de inspecciones de gas.

Como a más consumo medio, menor tiempo de amortización al electrificar, a más miembros en la familia más rápido se paga este sistema. También baja (poco) si los aparatos no son A++, o si ya tenemos placa de inducción.

Más allá del beneficio económico de electrificar

vivienda ahorro energia electrificacion
Si arriba he demostrado a nivel técnico y económico que tener una vivienda 100% eléctrica es posible y rentable, no podemos olvidar que hay otros beneficios no económicos que debemos valorar como propietarios y ciudadanos:

El gas es un recurso escaso y contaminante. Debido a su escasez acelerada su coste no ha dejado de subir desde 1973. Se estima que seguirá subiendo.

Las energías renovables reducen el coste de la luz. Con una vivienda electrificada tenemos dos opciones: contratar energía renovable o no hacerlo. La renovable no la consumimos directamente nosotros, pero ayudamos a que el mix eléctrico baje su coste por kWh. Esto ocurre porque cada vez es más asequible.

Electrificar reduce la contaminación local. Incluso consumiendo energía del mix energético (no necesariamente renovable) la contaminación local baja notablemente. El 18,1% de la contaminación de nuestra ciudad proviene de las calefacciones de carbón y gas. Quitarlas implica más salud para todos.

Reducir el calentamiento global desde casa. 3.000 euros no es una cantidad despreciable, pero comparados con el precio de una vivienda o con una reforma, hacer el esfuerzo ayudará a que emitamos menos gases de efecto invernadero (GEI). Las viviendas pasivas son eléctricas.

Todos podemos poner nuestro granito de arena para evitar que la temperatura global siga aumentando y para conseguir que las ciudades sean entornos más saludables donde vivir. Pero si además invertimos en calidad de vida a la par que ahorramos, el beneficio es doble.

Imágenes | Marcos Martínez

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos