Beatriz Toribio, Fotocasa: “Los jóvenes empiezan a preferir la compra al alquiler”

Tiempo de lectura: 4 minutos

El portal inmobiliario Fotocasa acaba de presentar el informe ‘Los jóvenes y su relación con la vivienda en 2017-2018’. De los datos que pone sobre la mesa y de sus conclusiones hablamos con la directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa, Beatriz Toribio.

Huellas: A pesar de la creencia de que los jóvenes prefieren alquilar a comprar, una buena parte de ellos, sobre todo los que tienen 25 y 34 años, se decanta ahora por la vivienda en propiedad ¿Por qué?

Beatriz Toribio: Aunque alquilar sigue siendo la principal opción de los jóvenes, la histórica subida de precios de los alquileres, un 9% de media en España en tasa interanual en 2017, ha hecho que participen menos en el mercado. Los datos extraídos del Informe ‘Los jóvenes y su relación con la vivienda en 2017-2018’, elaborado por Fotocasa, demuestran que hay un 40% menos de jóvenes (entre 18 y 34 años) que han conseguido alquilar o lo han intentado respecto al año anterior.

Los elevados precios del alquiler han expulsado a muchos jóvenes del mercado, en especial a aquellos que tienen entre 18 y 24 años. Las personas de esa edad tampoco pueden comprar, sólo el 2% de los que lo intentan lo consiguen en la actualidad.

Según nuestros datos, el precio medio del alquiler en Madrid y Barcelona ya supera los máximos registrados en los años del boom. Aunque los precios en estas ciudades seguirán creciendo en los próximos meses, no pueden ir mucho más allá, ya que los sueldos de los españoles son los que son. En el resto del país ya se han estabilizado.

“El 66% de los jóvenes menores de 35 años ya piensa que ahora mismo compensa más pagar una hipoteca que un alquiler, y el 43% cree que alquilar es tirar el dinero, según el estudio que hemos realizado”

¿Es el precio del alquiler el único motivo por el que los jóvenes comienzan a decantarse por la compra? ¿Ha cambiado su mentalidad?

Nuestros datos reflejan que la visión de los jóvenes ha cambiado con respecto a lo que veíamos hace un año como consecuencia de esa fuerte subida de precios. A igualdad de condiciones, empieza a extenderse la idea de que es mejor comprar. El 66% de los jóvenes menores de 35 años ya piensa que ahora mismo compensa más pagar una hipoteca que un alquiler, y el 43% cree que alquilar es tirar el dinero, según el estudio que hemos realizado. De hecho, la intención de compra de los jóvenes entre 25 y 34 es ya mucho mayor a la del resto de la población.

No obstante, es importante recalcar que sigue siendo el segmento de población que más valora las ventajas del alquiler.

El cambio en la mentalidad de los jóvenes se explica por la fuerte subida de los precios y porque ellos también valoran la propiedad como inversión y patrimonio, no son diferentes del resto de españoles, que siempre han tenido un sentimiento arraigado hacia la compra de vivienda. Pero son conscientes de que tienen que posponer esa decisión por su situación económica y laboral.

Pero aunque estén más interesados en comprar muchos dicen que no pueden hacerlo… ¿Se mantendrán estas dificultades en los próximos años?

Los jóvenes tienen intención de comprar, pero posponen su decisión principalmente por la precariedad laboral. Los menores de 25 años cobran un sueldo bruto mensual de 1.029 euros de media, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), y el precio medio del alquiler en ciudades como Madrid y Barcelona ronda los 1.200 euros. Su inestabilidad laboral también les impide acceder a la financiación necesaria para la compra.

Si los jóvenes no mejoran su poder adquisitivo van a tener muchos problemas tanto para comprar como para alquilar. Y esto deriva en otros problemas, como el retraso en la edad de emancipación, la decisión de tener o no hijos o la compra de una casa.

“Lo más positivo de la campaña de alquiler impulsada por Sareb es que pone en el mercado vivienda en las capitales de provincia donde más han subido los precios y donde existe mayor demanda”

¿Y qué hacemos para remediarlo?

Cuando los jóvenes alquilan o adquieren un piso tienen que competir en las mismas condiciones que el resto de la población, que ahora, en general, tiene más recursos. Ya se están anunciando más ayudas en los planes de vivienda y se está apostando por retomar la construcción de vivienda social, que es clave para que puedan acceder al mercado del alquiler segmentos de la población con menos recursos. También son útiles las desgravaciones fiscales para propietarios que alquilen sus pisos a jóvenes, algo que existía hace años.

Y, sobre todo, hay que impulsar la colaboración público-privada para poner vivienda asequible a disposición de los jóvenes, tanto en compra como en alquiler. También es necesario que la Administración saque al mercado suelo y agilice la gestión urbanística del mismo.

Sareb acaba de lanzar una campaña de alquiler en la que ofrece 3 meses de carencia en el pago de la renta para 300 viviendas. ¿Pueden este tipo de medidas facilitar el acceso al alquiler de los más jóvenes?

Todo ayuda. Es importante que todos los agentes pongamos nuestro granito de arena para que los jóvenes y cualquier segmento que tenga dificultad para acceder a la vivienda pueda hacerlo.

Lo más positivo de la campaña de alquiler impulsada por Sareb es que pone en el mercado vivienda en las capitales de provincia donde más han subido los precios y donde existe mayor demanda.

Es importante que agentes con tanto peso como Sareb se impliquen para ayudar a los segmentos con más dificultades, y los jóvenes son uno de ellos.

Lo que contamos