Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva: “La despoblación se puede revertir, sentando las bases de una nueva ruralidad y creando cosas nuevas”

Tiempo de lectura: 9 minutos

El fenómeno de la despoblación rural lo protagonizan casas cerradas, comercios que no han podido salir adelante o escuelas que, tras décadas de actividad, se han quedado sin niños que llenen sus aulas. Pero de vez en cuando nos llegan otras noticias desde la España vacía o vaciada. Historias de personas que luchan para dar una vuelta a esta situación e iniciativas para acabar con el grave problema de la despoblación.

Una de ellas es la de Victoria Tortosa y Hugo Francés, los empresarios que están detrás de La Exclusiva, una empresa de distribución a domicilio, bajo demanda y sin coste adicional de diferentes servicios en zonas rurales de Soria. Su objetivo: garantizar que ningún vecino más se vea obligado a abandonar su hogar por no poder acceder a servicios básicos.

Hablamos con Victoria Tortosa, gerente y cofundadora de La Exclusiva, sobre cómo esta iniciativa ha dado un giro a la vida de cientos de vecinos del mundo rural.

-¿Cómo nació La Exclusiva?

Mi pareja, Hugo, tenía siete tiendas en siete pueblos chiquititos de la provincia de Soria. A finales de junio de 2013 nos vimos obligados a cerrarlas todas de golpe y la gente a la que llevábamos sirviendo 12 años empezó a llamar por teléfono para pedirnos que les llevásemos la compra desde la capital, porque si no se tendrían que marchar y no podrían ni pasar el verano en su casa.

Fue en ese momento en el que nos sentamos a valorar la situación y fue cogiendo forma la idea de La Exclusiva. Hicimos un estudio de campo, pueblo por pueblo, casa por casa y señora por señora, preguntándoles acerca de su situación: ¿Dónde compran? ¿Cada cuánto? ¿Qué necesitan? Recopilamos muchos datos: cuánta gente haría uso de La Exclusiva, qué otros servicios tienen, dónde están…

2.500 personas dijeron que necesitaban el servicio sí o sí para no marcharse de su casa. Así que decidimos convertir un negocio tradicional de compra al por menor en lo que llamamos logística social
Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva

De este ejercicio salieron un total de 2.500 encuestas escritas a mano de 2.500 personas que decían que necesitaban el servicio sí o sí para no marcharse de su casa. Decidimos convertir un negocio tradicional de compra al por menor en lo que nosotros llamamos logística social. El 21 de julio de 2013 constituimos La Exclusiva Logística Social S.L. y nos pusimos en marcha la primera semana de enero de 2014, con siete pedidos y siete clientes.La Exclusiva devuelve servicios a zonas de la España vacía que sufren las consecuencias de la despoblación.

-Soria es la provincia española que más ha visto menguar su población en los últimos 50 años. ¿Con qué situación os encontrasteis cuando decidisteis montar La Exclusiva?

En el medio rural, dos de cada tres pueblos tienen menos de 100 habitantes y la población está muy envejecida. Soria pierde población desde el año 1900, actualmente entre tres y cuatro habitantes al día.

El campo en el siglo XXI no es igual que en siglo XX: un tractor hace el trabajo de 100 hombres, por lo que ya no es tan fácil vivir de la agricultura y la ganadería, que es de lo que se vivía antes en las zonas rurales. Además, con la llegada de la crisis a Soria en 2010 la Administración dejó de ofrecer servicios públicos al medio rural. Las líneas regulares de autobús desaparecieron, el médico en algunos pueblos solo va en verano y en otros cada 15 días o una vez al mes. De hecho,  en Soria ya existe el médico a demanda.

Cuando los servicios públicos se pierden, los privados van también desapareciendo poco a poco: desde el bar hasta la farmacia, pasando por la tienda. Sin estas facilidades es más complicado para las personas mayores vivir en el medio rural, por lo que muchas se van a residencias o a vivir con sus familias a las capitales.

-¿Es comprensible que gran parte de España se quede vacía?

Sí, claro. Ahora mismo hay dos problemas para mí gravísimos. Además de la falta de servicios, uno es la vivienda, que es cara, tiene unas barreras arquitectónicas brutales, no está en buenas condiciones y no está bien aislada. Además, aquí, en Soria, es difícil encontrar una casa para alquilar en un pueblo.

El otro es la movilidad. De hecho, el aislamiento y la soledad vienen dados porque no hay autobuses de línea regulares. No hay gente joven que pueda llevar a la gente a la capital si les hace falta algo o tienen una urgencia. Y no entro ya en sanidad.

Es comprensible que no viva gente joven. Respecto a la gente mayor, hay pueblos donde se está empezando a poder vivir gracias a iniciativas pequeñas. No gracias a las políticas, porque las estrategias se hacen a tres años y en ese plazo no se soluciona nada.

El mundo rural debe verse como una oportunidad. Es un sitio perfecto para emprender, para poner en marcha nuevas economías, nuevos negocios e innovar
Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva

-También hay gente que se plantea dejar la ciudad para mudarse a un pueblo. ¿Cuáles son las ventajas que ofrecen las poblaciones pequeñas?

Creo que debería verse el mundo rural como una oportunidad. Para vivir es infinitamente más económico que la ciudad. Es tranquilo, mucho más sano y el tiempo cunde diez veces más. Además, es un sitio perfecto para emprender, para poner en marcha nuevas economías, nuevos negocios e innovar.

-¿Conoces a gente joven que haya cambiado la ciudad por un pueblo? ¿Echan de menos algo?

Sí, por supuesto. No echan de menos nada, se fueron de la ciudad porque no querían estar allí y ahora son más felices. Ganaron calidad de vida. Yo creo que tienes que adaptarte más a vivir en una ciudad de seis millones de habitantes que a vivir en un pueblo.

Hay algo que tiene la ruralidad que para mí es muy importante: la vida en comunidad. Algo que en las ciudades no existe, ni siquiera en las pequeñas. En los pueblos la gente que hay es la que vas a ver en el día a día durante mucho tiempo. Las relaciones son muchísimo más estrechas, aunque no hables con la vecina se preocupa muchísimo más por ti que si vives en un edificio de Madrid puerta con puerta.

Estoy segura de que la despoblación se puede revertir. Lo que no se puede es intentar vivir en el campo de lo que se ha vivido en el siglo XX. Hay que sentar las bases de una nueva ruralidad pensando en el siglo XXI y crear cosas nuevas
Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva

-¿Cómo se puede revertir la situación de despoblación?

Hay que adaptar las leyes al mundo rural y aplicar políticas públicas que apoyen el emprendimiento social en zonas escasamente pobladas, como la creación de figuras del emprendedor social y la empresa social. No se trata de inventar nada, sino de imitar lo que se está haciendo en zonas que están consiguiendo fijar población.

Para hacerlo es necesario un pacto de estado para crear una estrategia a largo plazo. Me alegro de que por fin haya entrado en la agenda política, parece que el medio rural vuelve a tener orgullo rural, que hacía años que se había olvidado.

Yo estoy segura de que la despoblación se puede revertir. Lo que no se puede es intentar vivir en el campo de lo que se ha vivido en el siglo XX. Hay que sentar las bases de una nueva ruralidad pensando en el siglo XXI y crear cosas nuevas. Si en Laponia viven de empresas de desarrollo software en mitad de la nada, en Soria también podría conseguirse.

– Vosotros ponéis en marcha La Exclusiva para devolver los servicios a estas zonas. ¿A cuántos municipios atendéis? ¿Y a cuántas familias?

Seis meses después de empezar contábamos ya con 250 clientes, solo con servicios de alimentación. Hoy en día son 2.500 clientes y potencialmente unos 15.000. Ofrecemos también servicios a tiendas, restaurantes, casas rurales, residencias de ancianos…

En total llevamos servicios a 518 pueblos de Soria y 78 de Burgos. Y si todo sale bien, en cinco años tendremos siete Exclusivas más. Nos interesa cubrir primero la Serranía Celtibérica, lo que se conoce como la Laponia del Sur: Soria, Teruel, Guadalajara y Cuenca. Después otras provincias como Palencia, Segovia y León.

-¿Qué tipo de servicios ofrecéis? Porque no solo lleváis comida.

Comenzamos con alimentación, pero ahora ofrecemos prácticamente de todo: alimentación, textil, zapatería, muebles, servicio jurídico, rehabilitación de viviendas, cáterin, carpintería, jardinería, ropa de casa, parafarmacia, óptica… Las tres principales excepciones son transportar personas y llevar dinero (aunque si todo sale bien, lo haremos) y medicamentos, que es algo que hacen las farmacias.

El modelo es que todas las personas que están en el medio rural y necesitan un servicio al que no tienen acceso, lo pidan a La Exclusiva. Hacen los pedidos en persona el día que van los repartidores, por email, por WhatsApp, a través de la web, llamándonos por teléfono… hay mil maneras de hacerlos, ya que no todos tienen las mismas posibilidades. Muchas zonas carecen de conexión a internet o cobertura móvil.

Nosotros metemos estos pedidos en una aplicación informática que se los envía a los proveedores, la mayoría empresas sociales o rurales, para aumentar el impacto social de La Exclusiva y que haya relevo generacional en el medio rural. Ellos preparan los pedidos y La Exclusiva los recoge y los reparte a domicilio. En el caso de los servicios, la empresa hace el papel de comercial.

-Con este modelo, las personas del medio rural no ven incrementado el coste final del producto. ¿Es así?

Efectivamente. Se cobra un porcentaje al proveedor, no a los clientes. Muchas personas me han preguntado cómo conseguimos que los vendedores aceptasen estas condiciones: con 2.500 papeles de 2.500 personas que dijeron que necesitaban el servicio para no marcharse de su casa.

 

 

-¿Qué importancia tiene La Exclusiva para estas 2.500 familias?

El impacto en la vida de las personas es del 100%, porque gracias a La Exclusiva se pueden quedar en su casa. Cambia su vida. Mejora su salud, su seguridad. Las personas mayores tienen menos necesidades que los jóvenes en unos aspectos, pero en otros tienen más.

Me llaman para todo: porque se les ha desprogramado la TV o se les ha roto la bombilla. Pasas semana tras semana por su casa y formas parte de su vida. Es como tener 2.500 abuelas en lugar de tener solo una, que me llaman por teléfono para ver cómo estoy y se preocupan si se enteran de que me he puesto enferma.

También es importante para la gente joven, que tiene interés en vivir en el mundo rural, pero encuentra dificultades por la falta de servicios. Tenemos clientes con niños pequeños, no solo llevamos comida: también llevamos los regalos de los Reyes Magos o los libros del cole.

Se trata un poco de cuidar a estas personas. Y ellos lo valoran muchísimo, porque a la gente del mundo rural hacía mucho tiempo que no les cuidaba nadie
Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva

Este año me presento a los Premios Princesa de Girona y cien vecinos han escrito cartas para apoyar mi solicitud, que responden a la pregunta “¿qué es La Exclusiva para ti?”. Estas son algunas de las respuestas:

“Es una ayuda imprescindible para mí y para mejorar la estabilidad de las personas de los pueblos. Para mí La Exclusiva es lo mejor que tenemos, ya que no teníamos tienda. Nos saca de todos los apuros, de la compra y de lo que queremos y los chicos que nos sirven son estupendos y nos atienden muy bien”. Puri Ejido, de Serón de Nágima.

“Un servicio muy bueno, muy buena solución para que estemos atendidos en estos pueblos tan escasos de servicios y un gran servicio por su atención y su amabilidad”. Sara, de Velilla de los Ajos.

¿Y qué valor tiene para vosotros?

Es una manera de vivir, no solamente para mí, sino para todos los que trabajamos en esto. Los emprendedores sociales lo que hacemos es identificar un problema social (que generalmente nos afecta personalmente) y buscar una manera innovadora y sostenible de resolverlo.

La Exclusiva devuelve servicios a 2.500 familias.

Se trata también de cuidar a estas personas, en la medida de lo posible. Y ellos lo valoran muchísimo, porque a la gente del mundo rural hacía mucho tiempo que no les cuidaba nadie (además de su familia y sus amigos, claro).

Es un proyecto de vida. Yo trabajé durante ocho años en Cooperación Internacional en el fin del mundo, en América Latina y en el Caribe, y nunca he sido tan feliz como trabajando en La Exclusiva. Creo que encontré mi sitio.

Imágenes | La Exclusiva, iStock/Photitos2016

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos