Boom inmobiliario: ¿qué está pasando con Málaga?

Tiempo de lectura: 6 minutos

En los últimos años estamos asistiendo a un repunte del sector inmobiliario en nuestro país. En el tercer trimestre de 2018 se escrituraron 131.455 viviendas. Una cifra que, según el Observatorio de Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, representa un incremento del 10,3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Para encontrar una cantidad superior hay que remontarse al año 2007, cuando se registraron 186.504 transacciones, momento en el que se produjo el último boom inmobiliario. Ciudades como Madrid y Barcelona son la punta de lanza de esta recuperación, pero no son las únicas.

Los últimos datos desvelan una importante actividad en Málaga. Y no solo en el ámbito residencial, ya que la ciudad también ha despertado el interés del sector logístico y se está convirtiendo en un referente cultural. Facetas que está sabiendo combinar con su bagaje como destino turístico.

Crece la venta de viviendas y su precio

Málaga es la cuarta provincia de España con más ventas de viviendas registradas en 2018. A falta de conocer los datos del Ministerio de Fomento para el último trimestre, se han contabilizado 25.945. Lo que la sitúa por detrás de Madrid (62.205), Barcelona (44.708) y Alicante (33.199); y por delante de Valencia (25.523). El total en todo el territorio es de 428.267.

El valor medio de las transacciones en el caso de la vivienda nueva es de 188.580,60€, por encima de los 152.176,50€ registrados a nivel nacional. Una situación que se repite en el mercado de segunda mano, cuya valoración media es de 179.927,70€, frente a los 145.323,60€ de media en España.

Una subida que ya se está haciendo sentir entre sus habitantes. ”Los precios de compra suben y muchos propietarios, debido a la alta demanda, deciden subir sus alquileres, sobre todo en las zonas más céntricas, obligando a la población a migrar a zonas concéntricas”, comenta Miguel.

Málaga panorámica

Una visión con la que coincide Alberto, profesor de primaria: “La compra como inversión para viviendas vacacionales está condicionando al alza los precios y está provocando que se esté despoblando peligrosamente”.

La subida de los precios de la vivienda de alquiler y compra provoca que la población residente tenga que alejarse del centro. Una situación que, como apunta Miguel, puede llevar a la ciudad a enfrentarse a los problemas de gentrificación.

Centro industrial y tecnológico estratégico

El aumento del coste de la vivienda es una consecuencia directa de la transformación que está experimentando toda la provincia. La consultora inmobiliaria CBRE la señala como uno de los epicentros económicos de nuestro país. “El ritmo de creación de empresas en Málaga volvió a aumentar en 2018 y sitúa a la provincia como el tercer mercado más dinámico de España en este apartado, tras Madrid y Barcelona, y por delante de Valencia”, señala Rosa Madrid, directora de CBRE Andalucía.

El ritmo de creación de empresas en Málaga volvió a aumentar en 2018 y sitúa a la provincia como el tercer mercado más dinámico de España en este apartado, tras Madrid y Barcelona, y por delante de Valencia

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) ya forma parte de los planes estratégico y de expansión de grandes empresas. Es el caso de Oracle, Accenture, Microsoft, Ericsson, Atos, Indra, Cisco o Huawei. En 2017 el parque facturó 1.900 millones de euros, un 8% más que el año anterior.

Parque Tecnológico de Andalucía

Alberto reconoce que “la apertura del Parque Tecnológico de Andalucía ha supuesto un cambio radical, junto al aumento del número de carreras científicas y tecnológicas de la universidad y la ampliación del campus. Estos hechos, sumados a la implantación de empresas de tecnología puntera, hacen que se genere una industria pujante”.

Málaga alberga también el Polo de Contenidos Digitales. Su objetivo es acelerar ideas, proyectos y empresas tecnológicas que trabajen en el sector digital, ya sea en el campo de videojuegos, realidad virtual, hologramas, marketing digital, mapping o ultra-alta definición, entre otras muchas disciplinas.

Junto a estos dos centros, destacan clústers como Málaga SmartCity, Marítimo Andaluz o Ferroviario que, según apuntan desde CBRE, “se convierten en apuestas estratégicas para la generación de riqueza, empleo y proyección de la provincia”.

Ocio y cultura alejados del sol y la playa

Situarse en el foco del sector industrial no es el único paso que ha dado Málaga para redefinir su situación como uno de los epicentros económicos de nuestro país. También ha ampliado su oferta cultural para alejarse de la temporalidad como destino turístico de sol y playa. Un empeño que se inició en el año 2003 con la apertura del Museo Picasso.

Y al que le siguieron el Centro de Arte Contemporáneo, Museo de Málaga, Museo Ruso, Centro Pompidou o el Museo Carmen Thyssen. Además de la construcción del Palacio de Exposiciones y Congresos, que genera mucha actividad durante todo el año. “Estas aperturas han arrastrado todo tipo de inversiones, fundamentalmente al centro de la ciudad. Y han generado una preocupación por el embellecimiento y la imagen de la ciudad”, apunta Alberto.

Pompidou Málaga

Lo que ha derivado en la rehabilitación de fachadas y edificios, transformación peatonal de numerosas calles, arreglo de jardines, recuperación de edificios emblemáticos, etcétera. Algo positivo, pero sobre lo que Alberto, como habitante de la ciudad, también llama la atención. “La deriva actual necesita de una reflexión si no queremos convertir la ciudad en un puro escaparate sin vida interna”.

La apertura de varios museos ha arrastrado todo tipo de inversiones, fundamentalmente al centro de la ciudad. Y se ha generado una preocupación por el embellecimiento y la imagen de la ciudad

José, también residente en Málaga, reconoce que existe un antes y un después en la ciudad, y que los cambios le han venido bien. “Barrios como el Soho, y centros de exposiciones como La Térmica o El ArtSenal se han convertido en puntos de encuentro y de creación cultural”. Una valoración que también comparte Fran, quien cree que esta evolución de la ciudad donde vive no solo beneficia al turista de paso, también al residente: “Más comercios y más variados, especialmente en el sector de la restauración, generan más vida en la Málaga bohemia y atraen la inversión”.

Auge de las zonas comerciales

La percepción de Fran no es subjetiva. Más allá de sus sensaciones, la consultora CBRE confirma el interés por Málaga de los inversores del sector retail. Según sus datos, en algunas zonas comerciales, como las calles Larios y Granada, existe el mismo tráfico que en algunos tramos de la Gran Vía de Madrid, por encima de las 40.000 personas en un sábado normal.

calle comercial Málaga

Destacan que, durante 2017, el 57% de los retailers que alquilaron un local comercial a pie de calle fueron de origen internacional. Una cifra significativamente superior al 33% del año anterior.

“Esta tendencia de internacionalización pone de relieve el incremento del atractivo de esta ciudad en el último año”, comenta Rosa Madrid. “Debido a la escasez de producto en Madrid y Barcelona, los inversores están ampliando su interés por el High Street de otras ciudades con una mayor población o que atraen a un mayor número de turistas”.

Los habitantes de Málaga, como Miguel, reconocen que han notado un mayor movimiento económico y un aumento del empleo, y no solo en el sector de la construcción. Fran mantiene que “el parque tecnológico de Campanillas (PTA), la apertura de zonas comerciales y de ocio entre municipios, y el replanteamiento del casco urbano han sido las claves para redefinir el rol de Málaga”.

Imágenes: iStock/cassinga, iStock/Ed-Ni-Photo, iStock/Bareta,iStock/IrinaSen, Parque Tecnológico de Andalucía

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos