Las claves del mercado de la vivienda en 2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

El ejercicio 2020 ha estado marcado por la pandemia de la covid-19, una crisis sanitaria que ha tenido efectos negativos sobre la economía mundial. Aunque en España el mayor impacto ha recaído sobre el sector servicios, las consecuencias derivadas del confinamiento y las restricciones de movilidad también alcanzaron al mercado inmobiliario, en el que se observaron caídas en el precio de la vivienda y en el número de transacciones. Pero, ¿cuál será el devenir del sector residencial en 2021?

Iker Beraza, director Comercial de Sareb, asegura que el mercado “ya dio muestras de dinamismo en el segundo semestre de 2020”, de modo que se espera que “podamos tener un año normal o bueno para la venta de vivienda, con precios que podrían recuperarse si las vacunas van despejando las incertidumbres de la covid-19”, subraya.

En ese sentido, Beraza cree que 2021 será un buen año para comprar porque los precios no subirán de forma importante. “Si verdaderamente existe necesidad ahora, la solución correcta es aprovechar esta fase congelada, que va a durar algunos meses, para realizar la compra que se tiene pensada”, recalca.

Sobre la aparición de ‘chollos’ como consecuencia del estallido de la pandemia, el director Comercial de Sareb afirma que “no existen”, aunque es cierto que hay oportunidades si se intercambia riesgo por precio. “Ahora, por ejemplo, se puede comprar barato un producto destinado a comprador extranjero en costa, pero existe el riesgo de no poder disfrutarlo mientras duren las restricciones de movilidad o, si se ha adquirido para invertir, de no poder alquilarlo durante un tiempo o venderlo cuando se desee”, recuerda.

En materia de alquiler, Beraza considera que el mantenimiento de la oferta y la normalización de la demanda harán que suban algo los precios en 2021, tras las caídas experimentadas a lo largo del ejercicio anterior.

Lo que contamos