Cómo instalar fotovoltaica en tu vivienda y comunidad de vecinos, según tres expertos

Tiempo de lectura: 6 minutos

Ahorrar y preservar el medioambiente son algunas de las razones que llevan a muchas comunidades y propietarios de inmuebles a plantearse la posibilidad de generar su propia energía. Con la entrada en vigor del RD 244/2019 “por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica”, el autoconsumo se ha simplificado de forma considerable. No obstante, los interesados se encuentran todavía trabas que vencer para reducir su factura de energía.

Para intentar arrojar luz sobre estas cuestiones hemos contactado con algunas instaladoras.

¿Puedo instalar placas solares en mi tejado?

Probablemente sí, pidiendo permiso a la comunidad o gestionando juntos un proyecto comunitario. Jorge Juan Sánchez, CEO de Solari Power Evolution, nos confirma que en diciembre de 2018 se publicó un RD (Real Decreto-ley 15/2018) que “despenalizó la producción y consumo de electricidad, es decir, lo que se conoce como el impuesto al Sol”. Este afectaba principalmente a instalaciones de 10 kW en adelante.

Lo que ocurre es que “el autoconsumo colectivo no estaba regularizado” y “los mecanismos necesarios para realizar la compensación simplificada [de electricidad generada y consumida] no estuvieron listos hasta abril de 2019”, con el Real Decreto 244/2019. Este decreto facilita a los dueños de las placas solares cómo gestionar el excedente de energía.

¿Cómo funciona la compensación simplificada?

“La compensación simplificada es un mecanismo por el cual tú, cuando no estás en casa, viertes [a la red]”, explica Jorge Juan Sánchez. El contador nos cuenta lo que sale de nuestras placas solares, y a final de mes nos dice “has consumido X y has tenido un excedente de Y, de modo que te lo vamos a restar”.

Pero la compensación no es directa, no es X-Y: está ponderada. Esto significa que si durante el día generamos 10 kWh y los vertemos a la red a un precio, y cuando volvemos a casa consumimos 10 kWh de la red a otro precio, vamos a pagar una diferencia por el pico de demanda.

Por eso los paneles solares son más rentables si incluyen baterías o, como subraya el CEO de Solari Power Evolution, lo más inteligente es gestionar las cargas. “Hoy hay sistemas smart de domótica con los que puedes controlar las diversas cargas: el lavavajillas, la lavadora, el aire acondicionado…, sobre todo se aprovecha muy bien en climatización”.

¿En cuánto tiempo se amortiza una instalación eléctrica?

Juan Carlos Rodero, gerente de EcoSolar, comenta que hay que ver la instalación de placas solares y baterías como una inversión comparable a un negocio. A diferencia de la compra de un coche (que se devalúa), una instalación solar reduce el gasto futuro e incluso genera ingresos. Bajos, como hemos visto al vender a precio de mercado, pero ingresos.

paneles solares ventanas autoconsumo solar

Una horquilla aproximada para la amortización, que dependerá de muchos factores, puede rondar entre los 7 y 8 años con instalación de baterías y cerca de 16 sin ellas. Jorge Juan Sánchez confirma una horquilla similar de 8 a 9 años en un sistema residencial. Por supuesto, dependiendo del proyecto, del área de superficie que podamos dedicar al mismo y del consumo mensual.

El gerente de EcoSolar señala que “una de las ideas que hay equivocadas en el mercado […] es que es mejor hacerlo sin baterías” porque a priori parece más asequible. Y si bien es cierto que la inversión inicial con ellas es más elevada, las baterías que se están instalando tienen vidas muy largas.

Al respecto de la durabilidad del conjunto, comenta que “el elemento más perecedero en una instalación son las baterías”. Las de litio tienen una vida estimada de unos 20 años, mientras que a los paneles se les da unos 30. Hace cinco años se les daba 25 porque “los primeros paneles terrestres que se pusieron siguen funcionando”.

En otras palabras, son elementos más duraderos de lo que tenemos en mente la mayoría de consumidores. Todo esto hace que compense el almacenar energía frente a venderla a la red a precio bajo. Este precio es bajo porque “la producción y el consumo no coinciden casi nunca”, puesto que cuando estamos fuera de casa el kWh está más barato que cuando volvemos.

La parte técnica, la más sencilla de abordar

A nivel técnico una instalación solar es sencilla. Sin embargo, poner de acuerdo a una comunidad de vecinos para abordar un proyecto conjunto es un paso previo a contactar con una instaladora que puede ser peliagudo. Además, la gestión burocrática que precede y acompaña a la instalación es compleja.

Al respecto nos tranquiliza Salvador Noya, Director Técnico de Proyectos en EDF Solar, empresa de ingeniería, instaladora y consultora fotovoltaica, al comentar que “de toda la gestión se pueden encargar diferentes compañías”, lo cual tiene sentido dadas las particularidades burocráticas del sector.

Al cliente, en este caso la comunidad de vecinos, “se le hace un estudio de viabilidad: invierte tanto, la producción es tanta, el ahorro es tanto, esta instalación la tiene amortizada en equis tiempo”. Para el cliente toda la burocracia pasa por firmar un contrato de instalación y gestión.

Esto es algo que sin duda simplifica mucho los trámites y hace más accesible los paneles solares a las comunidades. Si la instaladora tiene consultoría, se encarga de todo hasta la fase final, cuando se entrega la instalación: diseño de proyecto, cálculo estructural, petición de licencias, apertura de centro de trabajo, y un largo etcétera.

paneles solares comunidad autoconsumo instalacion

El RD 244/2019 ha simplificado el autoconsumo, pero aun así las empresas instaladoras juegan el rol de traductores de estas leyes, a menudo fuera del entendimiento del usuario medio. En otras palabras, no son meros suministradores de equipos, también actúan como asesores.

Priorizar los gastos comunes de las comunidades…

Al respecto de la gestión interna de las propias comunidades, Juan Carlos Rodero explica que lo que están haciendo mucho es “es la instalación para comunidades de vecinos pero para los gastos comunitarios […]: ascensor, luces de garaje, pasillos, etc”. Pensemos en una comunidad vertical típica.

“Cuando es una instalación para vecinos el problema que nos encontramos es que no hay tejado para todos”. A diferencia de una vivienda unifamiliar, los pisos comparten el mismo área de tejado, y la generación por piso es baja. Esto hace que sea complicado el autoconsumo total. También su gestión.

Si son 50 vecinos en la finca habría que poner 50 contadores, leerlos y hacer las cuentas, lo que supone un coste extra. Así, en su lugar, lo que suele hacerse es atacar los gastos comunes y vender el excedente, si lo hay.

“Como la ley actual facilita que si te sobra energía tú la puedas volcar [a la red] y ellos te la pagan, tienes la facilidad de que vas a recuperar para todos los vecinos el excedente de energía”. Es una forma de hacer uso de autoconsumo de forma sencilla que no genere fricción en las comunidades de vecinos. Al final el objetivo es ahorrar entre todos.

…o compensar a cada vecino según su inversión

paneles solares tejado comunidad de vecinos

Una forma de solucionar el inconveniente de que no haya tejado para todos es compensar la electricidad generada en base a lo que pagó cada vecino por la instalación. Si esta costó 1000 euros y los vecinos pagaron 200, 300 y 500 euros, por cada 100 euros generados compensarán 20, 30 y 50, respectivamente.

Jorge Juan Sánchez, de Solari Power Evolution, comenta que si “tienes una instalación grande, en cubierta, lo que haces es llevar esa línea a un contador de generación que te cuenta lo que se genera con la fotovoltaica”. Luego “con la distribuidora pactas un tanto por ciento en peso por vecino”. Veamos un ejemplo.

En un edificio con cuatro vecinos uno de ellos no invirtió nada para la instalación, mientras que los otros tres se repartieron el coste de las placas solares de forma equitativa. En la compensación, el vecino que no puso dinero recibiría un 0%, mientras que los demás vecinos se repartirán cada uno el 33% de la energía generada. Esto se aplica tanto a autoconsumo como a venta de excedente.

No todas las comunidades y ayuntamientos son iguales

Si bien es cierto que el RD 244/2019 tiene carácter estatal, se delega a las comunidades autónomas y ayuntamientos algunas de las gestiones. Así, Juan Carlos Rodero confirma cómo Guadalajara permite el registro de la instalación de forma telemática mientras que en Madrid el alta es presencial.

Diferentes ayuntamientos disponen, además, de distintas ordenanzas sobre dónde y cómo instalar placas solares, aunque en todas se sigue un procedimiento similar de proyecto técnico, construcción y registro, en este orden. Así, si estamos interesados, conviene tratarlo con empresas de la zona o que tengan experiencia con la normativa municipal.

La mayoría de ayuntamientos subvencionan la instalación reduciendo el IBI durante unos años, por lo que al ahorro en autoconsumo y la inversión de venta de excedente podemos sumar este punto. Es un buen momento para empezar a descarbonizar nuestras ciudades, y el primer paso por nuestro lado puede venir logrando el autoconsumo de nuestras viviendas.

Imágenes | iStock/Bilanol, iStock/cgj0212, iStock/SUNGSU HAN, iStock/anatoliy_gleb

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos