Cómo pedir y leer una nota simple registral

Tiempo de lectura: 4 minutos

La nota simple registral, o nota simple, es un documento básico en los trámites relacionados con fincas e inmuebles. Este documento oficial nos ayudará a entender, de forma sintetizada y compacta, el estado actual de una propiedad. Es, a todos los efectos, una fotografía de los factores legales que aparecen en el registro de la propiedad.

La nota simple se usa para realizar compras de vivienda, consultar cargas aún pendientes sobre la propiedad, ver si una vivienda tiene ligados anejos o verificar cuotas de participación, por citar algunos ejemplos.

¿Qué es una nota simple y cómo pedirla?

La nota simple registral es un documento oficial expedido por el Registro de la Propiedad. Desde este organismo se describe como “un extracto sucinto del contenido de los asientos relativos a la finca, donde conste la identificación de la misma, la identidad del titular o titulares de los derechos inscritos sobre la misma, y la extensión, naturaleza y limitaciones de estos”.

Se trata, pues, de un documento legal ligado a un registro ante notario o futuros registros aún en trámite. Así, la información contenida en la nota simple ha de coincidir con las escrituras legales registradas en su momento, que de hecho aparecerán mencionadas en el documento con su libro y tomo, con la diferencia de que la información es más accesible para personas ajenas al mundo legal. Es más clara y fácil de leer.

registro online nota simple registral

Podemos solicitar una nota simple de forma telemática accediendo a la página web Registradores.org. Allí, haremos clic en “Registro online” y en “Nota simple de una finca”. Luego seguiremos los pasos del registro (si queremos tener cuenta) y procederemos al pago. Es un servicio público pero no gratuito que, a fecha de redacción de este artículo, tiene un coste de 9,02 euros por consulta.

Importante: para poder acceder al contenido de una nota simple, hemos de demostrar que somos “titulares de algún derecho sobre la finca” o representantes de los mismos. Por ejemplo, podemos ser solicitantes de información de una finca en la que estamos interesados en comprar, si somos un heredero o administramos la propiedad.

El contenido de la nota simple

Todas las notas simples disponen de la misma estructura: datos de la finca, titulares, observaciones, cargas y asientos de libro diario presentados y pendientes de despacho. Veamos uno a uno qué información incluyen y para qué puede servirnos.

Datos de la finca

Aporta información que ayuda tanto a localizarla sobre el plano como a establecer criterios de pagos varios, como puede ser la comunidad. En el ejemplo de abajo, la nota simple informa sobre el tipo de finca (urbana), el tipo de inmueble (piso sin anejos), la ubicación (Madrid), así como varios datos sobre sus linderos (con qué elementos linda).

nota simple datos de la finca

Los datos de cuotas son particularmente útiles. En este caso, la primera (12,5%) establece la cuota de participación del portal y, por tanto, lo que se tiene que abonar de cuota de comunidad; mientras que el 0,83% indica la cuota de participación de áreas comunes como jardines, columpios y otro tipo de equipación de la finca. De cara a derramas conviene tener el dato a mano.

Uno que suele pasar desapercibido es el de los anejos, que incluye las plazas de garaje, trasteros, etc. ¿Por qué es importante? Porque en ocasiones se venden viviendas con garaje, por ejemplo, pero este no es propiedad de los dueños de la vivienda, sino que se trata de un espacio perteneciente a la comunidad de vecinos que tiene alquilado al actual propietario. Este no puede vender un bien que no es suyo, y que su coche actual ocupe la plaza no indica propiedad.

Titulares del inmueble

Desde esta sección podemos localizar a la totalidad de los dueños del inmueble, tanto en nuda propiedad como en usufructo. Son datos a tener en cuenta para evitar engaños o intermediarios abusivos, pudiendo cotejar con seguridad de quién es el bien en cuestión y cuántos propietarios tiene.

En el ejemplo de abajo, el usufructo (derecho de uso) pertenece a una persona, mientras que la nuda propiedad pertenece a otras tres, dividida en partes de 50%, 25% y 25%. Es información que deberíamos conocer antes de plantearnos comprar una vivienda, especialmente si alguno de los propietarios de una de las partes no está interesado en la venta.

nota simple titulares

Observaciones sobre el inmueble

Este apartado apenas tendrá uso para aquellas personas ajenas al mundo jurídico, pero es interesante. En él encontraremos las referencias para localizar el tomo, libro y folio en los que está inscrita la finca, y así poder ampliar información.

Cargas de la finca

Las cargas que pesan sobre el inmueble son, quizás, los elementos más importantes a la hora de realizar una compra. Algunas cargas típicas pueden ser liquidaciones no cubiertas, impagos en el IBI o las hipotecas.

Es muy importante no firmar ningún contrato de compra-venta sin haber visto primero la nota simple, por las cargas ocultas que pudiera tener, que podrían aumentar de forma considerable el coste de la vivienda. Firmar incluso un precontrato de compra sin ver la nota simple se suma a los errores a la hora de comprar.

Asientos de libro diario presentados y pendientes de despacho

Aunque es el último punto, conviene echarle un vistazo debido a la información que contiene, que podría convertirse en cambios legales de calado, como la ejecución de una hipoteca o una compraventa que aumente el número de propietarios.

En este apartado se incluyen todos los documentos pendientes de inscripción sobre la finca. Son documentos en trámite que aparecerán en los puntos anteriores en un plazo máximo de 60 días.

 

Imágenes | iStock/Suradech14, Marcos Martínez

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos