Con el estadio a otra parte: las cuatro operaciones inmobiliarias más sonadas de los clubes de fútbol españoles

Tiempo de lectura: 5 minutos

Ocurre en muchas ciudades: se construyen edificios sobre terrenos alejados del casco urbano donde el coste del metro cuadrado es menor. Con el paso de los años, el tejido urbano se ensancha y lo que en su día eran arrabales o incluso diferentes ayuntamientos, pasan a formar parte del centro de la urbe y, por tanto, el valor de los terrenos se multiplica. 

Esto ha ocurrido a lo largo de los años con urbanizaciones enteras de chalés construidas a las afueras y hoy convertidas en barrios exclusivos; con municipios rurales que acabaron integrados en distritos exclusivos de metrópolis de mayor tamaño; y con los estadios de fútbol levantados inicialmente en la periferia y que hoy ocupan un lugar privilegiado en la urbe. 

En el último caso mencionado, los terrenos de las ciudades deportivas de los clubes han sido la gallina de los huevos de oro: ha acabado por protagonizar operaciones inmobiliarias redondas que, por un lado, ha contribuido a llenar las arcas del club y, por otro, han permitido levantar nuevas instalaciones deportivas a las afueras de la ciudad.   ¿Cuáles son las operaciones más importantes realizadas por los equipos de fútbol españoles? A continuación, destacamos cuatro: 

Estadio Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid

Estadio Wanda Metropolitano

En sus más de 100 años de historia, el Atlético de Madrid es un club acostumbrado a las mudanzas. Comenzó jugando junto a una de las tapias del Parque del Retiro para mudarse, por razones de espacio, a un nuevo recinto en 1913, el campo de O’Donell.

Diez años más tarde, pasaría a ocupar las instalaciones del Stadium Metropolitano, situado junto a la actual Ciudad Universitaria de Madrid. Cada vez se alejaba más del centro, pero sus seguidores no dudaban en trasladarse donde hiciera falta. A finales de los años 50, el Metropolitano se quedaba de nuevo pequeño para dar cobijo a la afición, por lo que el club adquirió unos terrenos junto al río Manzanares para construir el primer estadio de España con todas las localidades con asiento.

El Atlético de Madrid jugó en el nuevo Estadio del Manzanares, que después cambiaría su nombre por el de Vicente Calderón, entre 1966 y 2017.  En ese periodo, la zona junto al río se revalorizó y el club no dudó en aprovechar el boom inmobiliario: vendió el  Vicente Calderón y construyó el actual Wanda Metropolitano en el distrito San Blas-Canillejas, en el noreste de la capital.

Las nuevas instalaciones deportivas del Club Atlético de Madrid se levantaron sobre el antiguo estadio de La Peineta.  La operación de venta del Vicente Calderón por unos 100 millones de euros fue esencial para poner en marcha el proyecto urbanístico Mahou-Calderón, que prevé la construcción de viviendas, zonas verdes e instalaciones de usos terciarios. 

Ciudad Deportiva del Real Madrid

Estadio Alfredo Di Stéfano

En 1963 y sobre una superficie de 110.000 metros cuadrados en la zona norte de la capital de España, se construyó la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Por aquel entonces, ni siquiera estaba terminado el Hospital General La Paz, que vería la luz un año después. Los desarrollos urbanísticos permitieron que Madrid creciera más allá de Plaza de Castilla, y que junto al Paseo de la Castellana empezaran a asomar algunos bloques de edificios.

La venta de la antigua ciudad deportiva del club merengue fue una operación urbanística que permitió a la organización dar salida a unos terrenos que habían estado en sus manos durante casi cuarenta años. Hoy toda la superficie está ocupada por las Cuatro Torres Business Area, una zona empresarial al que se le va a unir un quinto rascacielos

Los ingresos obtenidos por esta operación permitieron al club cancelar su deuda y construir la Ciudad del Real Madrid en Valdebebas, un nuevo desarrollo urbanístico situado en la periferia de la ciudad con una extensión de 1.200.000 metros cuadrados, diez veces más que la superficie de la antigua ciudad deportiva y 40 veces mayor que el Santiago Bernabéu.

Estadio Mestalla del Valencia

Estadio de Mestalla en Valencia

 

En 1923, año de su inauguración, el Estadio de Mestalla era un campo de fútbol rodeado de huertos y cultivos. Fue bautizado con el nombre de una histórica acequia que regaba la huerta valenciana. Con la expansión de la ciudad, el recinto deportivo acabó situado en pleno centro de Valencia y rodeado de grandes edificios.  Mestalla pertenece al Valencia Club de Fútbol, una entidad con una importante deuda económica y que ha pasado por momentos muy delicados.

La venta de su estadio por más de 113 millones de euros le permitirá completar la construcción de un nuevo recinto deportivo en el barrio de Benicalap, más alejado del centro. Las obras están paralizadas desde hace diez años aunque se espera reanudar los trabajos durante el primer semestre de 2020. 

RCDE Stadium del RCD Espanyol de Barcelona

Estadio RCDE Stadium En el caso del RCD Espanyol de Barcelona, el desarrollo urbanístico de la Ciudad Condal transformó con el paso de los años el lugar que ocupaba su antiguo estadio de la Carretera de Sarrià. Pasó de ser un ayuntamiento independiente y eminentemente rural a uno de los enclaves más ricos y poblados del llano de Barcelona. Allí, las familias pudientes de la capital se construían palacios y mansiones modernistas para pasar las vacaciones. En 1921, se incorporó definitivamente a Barcelona.

Hoy, el distrito Sarrià-Sant Gervasi está en los primeros puestos del ranking de los barrios más acaudalados de España. Tras haber ocupado distintas instalaciones, en 1923 se inauguró el Estadio de Sarrià pero no fue hasta los años 50 cuando el club se hizo con la propiedad del inmueble. Más de cuatro décadas después, en 1997, lo vendió con el objetivo de sanear sus cuentas y construir un nuevo estadio en Cornellà-El Prat, el RCDE Stadium, donde actualmente disputa sus encuentros.

El Espanyol cuenta además con nueva ciudad deportiva en Sant Adrià del Besós. Todos estas operaciones inmobiliarias son ejemplos de cómo la revalorización del suelo en las grandes ciudades ha sido aprovechado por los clubes de fútbol para ponerse al día con sus cuentas. Solo el tiempo dirá si dentro de unos años podrán repetirlas con los terrenos que ocupan actualmente sus estadios.

Imágenes | iStock: Pixfly, Medvedkov Wikimedia Commons: Brgesto, Elemaki. Unsplash: Marvin Ronsdorf

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos