Los jóvenes españoles, los que más tardan en irse de casa

Tiempo de lectura: 4 minutos

La vivienda en propiedad es un bien deseado por gran parte de los jóvenes de nuestro país. El 81,8% de los españoles prefiere una vivienda propia, según el CIS, aunque no todos pueden acceder a ella. De hecho el 60% de los jóvenes entre 25 y 29 años sigue en casa de los padres: ni alquiler, ni compra, ni cesión.

Este último dato corresponde al ‘Observatorio de Emancipación’, publicado por el Consejo de la Juventud, correspondiente al segundo semestre de 2018. Salarios bajos, temporalidad y alquileres y precio del metro cuadrado en alza actúan de barrera a la hora de emanciparse. De hecho, en España tardamos tres años más que la media europea.

¿Por qué los jóvenes siguen “en el nido”?

El salario medio neto de la población de 16 a 29 años ronda los 11.347 euros anuales. Para el grupo de 30 a 34 años asciende a 15.369 euros, muy por debajo del salario medio que ofrecía la última ‘Encuesta de Estructura Salarial’ del INE: 23.646 euros brutos. El salario mediano de los más jóvenes es de 19.830 euros brutos y el más frecuente es de 17.482 euros brutos.

Es decir, los jóvenes no tienen un salario notablemente alejado del resto de españoles —especialmente si contamos con que la experiencia suele aumentarlo de forma gradual—, pero sí se encuentran con que el precio de los pisos resulta inasumible. En algunos casos, el alquiler también. Aunque hay quien alquila toda la vida, la vivienda en propiedad está muy arraigada en nuestra cultura.

El alquiler de una vivienda libre, según el ‘Observatorio de Emancipación’, se lleva el 91,2% de los ingresos de los jóvenes de entre 16 a 29 años, aunque hay grandes diferencias por zonas geográficas. En Extremadura “solo” el 46% del salario va al alquiler para esta franja de edad. En Baleares se necesita un 120,4% de los ingresos personales para hacer frente a un alquiler en solitario.

espanoles jovenes emancipacion independencia

Frente a estos datos, Adecco informaba en 2018 de la dificultad que tienen muchas empresas a la hora de cubrir puestos especializados (el 10% se deja sin cubrir y el 20% ha de rebajar sus expectativas con respecto al candidato). Mientras tanto, a nivel europeo el 40% de las empresas considera “complicado reclutar personal especializado en competencias digitales”, según la consultora EY.

Pese a la gran demanda de perfiles técnicos en nuestro país y en el exterior, los jóvenes españoles gravitan hacia trabajos de temporalidad con salarios bajos y estacionales, como la hostelería, según los estudios mencionados.

Radiografía inmobiliaria de los jóvenes españoles

Según el ‘II Observatorio de la Vivienda en España’, un estudio elaborado por Century 21 España y SigmaDos, solo el 19% de los jóvenes de 16 a 29 años consigue salir de casa. Y muchos de los que lo hacen se ven obligados a compartir piso.

Y según el ‘Observatorio de Emancipación’, del total de los que se emancipan, el 59,2% vive de alquiler; el 11,6%, en propiedad pagada; y el 17,4%; con hipoteca. Destaca el crecimiento del grupo con vivienda cedida gratis o a bajo precio, que ronda el 12%.

Mientras tanto, el 81% de los jóvenes menores de 30 años sigue en casa, cifra que se reduce hasta el 40,2% para los menores de 34 años. Si hay leves discrepancias entre el Observatorio de la Vivienda y el Observatorio de Emancipación se debe a que los primeros añaden la franja entre 16 y 24 años a la ecuación.

jovenes espanoles independencia compartir piso

Pese a las ventajas a nivel de experiencias vitales cuando se comparte piso, así como a  la posibilidad legal de subarrendar habitaciones, el problema para los jóvenes radica en que no disponen de otra opción. Lejos de tratarse de una alternativa, solo pueden elegir entre compartir piso o ahorrar viviendo con sus padres a la espera de una bajada de los precios del mercado.

Los españoles, a la cola de Europa

Según el último estudio sobre desarrollo juvenil del Centro Reina Sofía de Adolescencia y Juventud, en 2018 hubo una ligera mejoría en nuestro país. Eso sí, en el resto de la Unión Europea se seguía avanzando más rápido. Aquí el paro juvenil y la parcialidad involuntaria (no encontrar trabajo a tiempo completo) siguen siendo un problema de ahorro para los jóvenes.

Todo lo anterior nos coloca a la cola de Europa, solo por delante de Italia, en materia de tasa de empleo juvenil. España tiene una tasa de desempleo joven del 33,2% (2018), mientras que en la Unión Europea es del 14,7%.

Como resultado, la edad media de emancipación juvenil de los españoles (29 años) se da unos tres años más tarde que la media de la Unión Europea. Para alcanzar a Europa o acercarnos un poquito más, habrá que trabajar en distintos frentes: salarios, temporalidad, precio del metro cuadrado, vivienda pública, demanda… y abordarlos todos en paralelo.

Imágenes | iStock/JackF, iStock/gorodenkoff, iStock/SasinParaksa

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos