Las multinacionales tecnológicas vuelven a los centros de las ciudades

Tiempo de lectura: 4 minutos

Después de décadas buscando suelo barato y oficinas modernas en las periferias de las grandes ciudades, las grandes compañías (sobre todo tecnológicas) vuelven a los centros urbanos. Es un fenómeno que cada vez se da más en países como Estados Unidos y en sectores innovadores. En España, también empieza a verse la demanda de suelo y edificios por parte de las empresas.

En Madrid, por ejemplo, es emblemática la sede de Repsol en las cercanías de la estación de Atocha, un edificio tipo campus construido ex-profeso. Pero también los hay que han reformado viejas instalaciones, como Amazon Web Services en el barrio de Delicias, que ocupa un edificio que antes fue sede de la mítica Standard Eléctrica o de Alcatel. O como Google, que en 2015 inauguró su Campus para startups en la que fue la primera fábrica de acumuladores de energía eléctrica de España, fundada por Isaac Peral en 1892. Un bonito edificio de ladrillo rojo ubicado a escasos metros de la Catedral de la Almudena y de Madrid Río.

Las compañías buscan oficinas en zonas céntricas secundarias porque el precio de los inmuebles en los distritos financieros es desproporcionado y también porque es una buena manera de atraer y retener a los mejores profesionales. Hoy los empleados valoran mucho la duración del desplazamiento al lugar de trabajo, el coste que supone y la facilidad de acceso a través de transporte público. Y los centros urbanos son ideales.

“Las grandes empresas buscan ubicaciones urbanas, en el centro de las ciudades, impulsadas por la carrera en la búsqueda y retención de jóvenes profesionales entre la generación millennial. Es una tendencia que observamos no sólo en España, sino también en Estados Unidos y Europa”, asegura Susana Rodríguez, directora de la división de consultoría en Savills Aguirre Newman.

Las zonas urbanas secundarias, las más codiciadas

Para esta experta, es un movimiento muy relacionado con los nuevos modelos de movilidad urbana, como los coches y las bicis compartidas, con el uso de las nuevas tecnologías, que permiten trabajar a cualquier hora y desde cualquier lugar, y con los nuevos modelos de trabajo flexible. “Un buen equilibro entre trabajo y vida personal es una de las principales consideraciones de los jóvenes candidatos a la hora de decidirse por una empresa, y las ubicaciones urbanas y accesibles, que integran viviendas, oficinas, comercio y ocio en un mismo entorno, son la respuesta de las compañías porque facilitan un mayor equilibrio entre vida personal y profesional”.

Además, las zonas urbanas secundarias, como la de Méndez Álvaro, en las inmediaciones de la estación de Atocha en Madrid, o como el distrito 22@ de Barcelona, que presentan tasas de desocupación prácticamente nulas, son las más codiciadas por las multinacionales tecnológicas porque, además de estar muy bien comunicadas por transporte público, también permiten encontrar edificios singulares en los que crear una cultura alineada con las nuevas formas de trabajo, más colaborativas y ágiles, y donde se prima la creatividad y se da cabida incluso al ocio.

Pero la atracción de personal no es la única razón por la que las compañías optan por los centros urbanos. También es una cuestión de bolsillo. “La oferta de edificios bien ubicados y que ofrecen espacios de calidad por haber sido totalmente rehabilitados o construidos desde cero y a rentas más asequibles que en el distrito financiero, es otra de las razones que motivan a las empresas a escoger estas localizaciones”, apuntan desde CBRE Research.

El distrito 22@ de Barcelona

El distrito 22@ de Barcelona es otro ejemplo de espacio céntrico que ha conseguido a lo largo de los últimos 20 años crear un polo de atracción para empresas, muchas de ellas relacionadas con la tecnología y la innovación. Surge en el año 2000 a iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona para transformar 200 hectáreas de suelo industrial del barrio de Poblenou, y ya se han ubicado más de 4.000 empresas, entre las que destacan tecnológicas como Amazon, Facebook, Microsoft, Schneider Electric, Microsoft, Orange e Indra, o la farmaceútica Sanofi.

Eso sí, la gran demanda de locales en esta zona ha hecho que los precios de los inmuebles ya se encuentren en niveles similares a la zona prime tradicional de Paseo de Gracia y Diagonal, según los datos de la inmobiliaria Savills Aguirre Newman.

El ejemplo viene de EE.UU.

En cualquier caso, para los expertos de CBRE la apuesta por los centros de ciudad de las grandes corporaciones es más acusado en EE.UU. que en Europa o en España en concreto. Al otro lado del Atlántico, un movimiento que está llamando mucho la atención es el de Google en la ciudad de Nueva York, donde quiere erigir su mayor campus fuera de California. Para ello el gigante tecnológico ya ha empezado a reconvertir viejas fábricas ubicadas en pleno Manhattan y planea instalarse también en edificios de los muelles que dan al río Hudson.

“Al igual que en Madrid, en otras ciudades como Londres, París, Dublín o Estocolmo se ha registrado el retorno de algunas grandes empresas en los últimos años hacia el centro de las ciudades, pero no hay que olvidar que el control de costes sigue siendo una prioridad para las empresas y, en ese sentido, las rentas prime en el CBD (distrito de negocios) madrileño doblan hoy a las de cualquier edificio fuera de la M-30”, matizan desde CBRE. Es decir, la periferia sigue siendo la opción más barata a pesar de todo.

En definitiva, y según los expertos consultados, el retorno de empresarial a las ciudades es una tendencia que no siguen todas las compañías, pero que sí empieza a ser habitual en las del sector tecnológico, que de esta manera buscan captar y retener talento en un mercado tremendamente competitivo. Son empresas además que, por la naturaleza de su actividad, pueden repartir fácilmente la plantillas en múltiples ubicaciones e incluso llevarlas a trabajar en espacios de co-working. Por todo ello estos gigantes han vuelto sus ojos al centro urbano.

Imágenes: Wikipedia, iStocK

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos