Seis planes domésticos en aislamiento

Tiempo de lectura: 5 minutos

El hogar es, para la mayoría de nosotros, ese lugar cómodo y confortable en el que refugiarnos al final del día. Sin embargo, el COVID-19 lo ha transformado en un espacio cerrado del que, salvo excepciones, no se puede salir. Establecer planes domésticos para llenar las horas muertas se ha convertido en todo un reto para las familias. Crear rutinas, en una necesidad.

Resulta curioso que, en plena epidemia de un virus casi desconocido, uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos sea cómo combatir el aburrimiento. Así que toca ponerse creativos y buscar actividades que llevar a cabo mientras continúe el confinamiento. Ahora que tenemos ese tiempo que muchos rogábamos para nosotros hace meses, ¿lo aprovecharemos?

Cocinar comida fresca para comer más sano

El coronavirus se ha convertido en la excusa perfecta para comer más sano. Aseguradas las líneas de abastecimiento, y confirmado por todos los organismos sanitarios que el virus no se contagia por la comida (EFSA, ECDC), tenemos la oportunidad de establecer unos buenos hábitos alimentarios.

Ahora disponemos del tiempo para realizar todas aquellas comidas saludables que exigen una mayor preparación. También de aprender e interiorizar nuevas recetas equilibradas que prioricen legumbres, frutas, hortalizas, frutos secos y que incluyan a su vez algo de pescado y carne. Por primera vez, los hogares dispondrán del tiempo suficiente como para preparar comida rica en proteína vegetal, tan necesaria.

Vuelta a la dieta mediterránea, la de nuestras abuelas, que incluye cereal integral, legumbre, frutos secos, hortalizas, fruta, pescado, marisco, carne de ave, huevos, queso fresco, yogur, aceite de oliva; a la que desde hace décadas introducimos alimentos externos no siempre saludables (harinas blancas y derivados, embutidos, todo tipo de procesados, etcétera).

planes pasar en casa coronavirus

Explorar el mundo (desde el sofá)

También vamos a tener tiempo para disfrutar de todas aquellas películas, series y documentales para los que no encontrábamos hueco. Sin pasarnos todo el día sentados o tumbados (hablaremos de ello más adelante), pero pudiendo dedicar parte de la jornada a aprender de otras partes del mundo.

Los documentales pueden ser una magnífica ventana al exterior. Algunas propuestas interesantes sobre nuestro mundo en las que se priorizan espacios abiertos e iluminados son: Home (2009, YouTube), One strange rock (2018, Netflix), Our planet (2019, Netflix). Quizá ayude contra la claustrofobia. Y, por qué no, también podemos dedicar tiempo a los videojuegos.

Hacer ejercicio dentro de casa

Vamos a pasar mucho tiempo en casa, probablemente sentados, algo que puede afectar muy negativamente a nuestra salud. Se recomienda hacer un mínimo de deporte diario, a ser posible más del que haríamos normalmente en el gimnasio o el parque. Si normalmente entrenamos una hora, ahora conviene hacerlo más tiempo, porque también pasaremos más tiempo sentados.

Para ello hay multitud de tutoriales en redes sociales relacionados con la calistenia en casa. ¿Por qué calistenia? Porque no hacen falta pesas, ni equipación deportiva, ni un espacio amplio. Puede ser una buena idea ir cambiando de ejercicios, o priorizar determinados grupos musculares cada día. Ejemplo:

  • Día 1. Pecho, triceps, abdomen
  • Día 2. Dorsal, lumbar, bíceps.
  • Día 3. Pierna, gemelo, hombro.
  • Día 4. Entrenamiento ligero. Todo lo anterior pero reduciendo cada ejercicio a un tercio y ampliando ligeramente el tiempo de descanso.
planes domesticos entrenar en casa

¿Cómo encontrar estos ejercicios? Podemos buscar en YouTube usando la combinación “entrenar + grupo muscular + en casa”. Por ejemplo:

Videollamadas con amigos y familiares, y juegos

Una forma de mantener los tan necesarios vínculos familiares son las videollamadas. En este caso, la tecnología nos permite ponernos en contacto con nuestros seres queridos, incluso en la distancia. Nuestros hogares han cambiado mucho, y ahora prácticamente todos tienen conexión a internet. Puede resultar aconsejable, para despejar la mente, usarlo para hacer un par de llamadas diarias.

Algunos grupos de amigos ya están organizando quedadas para cenar juntos y pasar tiempo en compañía, o para jugar a distancia. Aquí una breve lista de juegos que pueden realizarse vía chat o videollamada, y que también sirven en caso de jugar dentro de una misma casa.

  • ¿En quién estamos pensando? Se elige un personaje histórico y se contesta sí o no a un máximo de 20 preguntas del rival. Gana si necesita menos para adivinar.
  • Dos verdades y una mentira. Cada participante comparte tres hechos sobre sí mismo. Dos son reales y uno falso. El resto ha de adivinar el falso. Es una forma divertida de conocer mejor a los amigos.
  • Los números. Dos jugadores eligen un número de cuatro dígitos (por ejemplo, 4.506) y, por turnos, se preguntan números. Se declara “un muerto” por cada número que coincide en posición y un herido por cada número presente en una posición diferente. Así, “4.657” daría lugar a un muerto (4) y dos heridos (5, 6). Gana quien adivine antes el número del rival.
  • Adivina la palabra. Con un generador de palabras aleatorias (como este), una persona tiene que hacer mímica hasta que el resto adivine la palabra. Se dará un punto al más rápido, y tras varias vueltas ganará quien tenga más puntos.

Dedicar tiempo al estudio

planes domesticos aislamiento en casa coronavirus

Estar aislado en casa puede ser el momento ideal para ponernos a estudiar algo, a ser posible en un espacio de trabajo, despacho o, al menos, una mesa cómoda. Por ejemplo, idiomas como inglés o el chino, programación como C o Python, o algún curso de Photoshop o Illustrator. Si el coronavirus va a tener una parte interesante es que pasaremos algunas semanas dentro de casa, y que podemos usar parte de ese tiempo para dedicarlo a nuestra educación o formación.

Si hay alguna materia de la que siempre quisimos aprender pero nunca logramos rascar minutos, ésta es nuestra oportunidad. Además, es el momento perfecto para practicar o interiorizar todas aquellas habilidades que actualmente demanda el mercado, tales como la programación, el desarrollo de big data, la ciencia de datos o la ciberseguridad.

Seguro que muchos de estos temas resultan remotos para la mayoría de los lectores, pero en la actualidad las plataformas de enseñanza online están muy desarrolladas. Es difícil no encontrar tutoriales gratuitos para empezar con cualquier materia.

Pasar tiempo con los hijos

planes domesticos covid aislamiento

Para aquellos que tengan hijos, ésta puede ser una temporada especial. Podremos dedicarles ese tiempo que habitualmente no encontramos: ayudarles con los deberes, enseñarles a cocinar, inculcarles la importancia de la higiene doméstica o mostrarles el placer de la lectura dando ejemplo.

Que no podamos salir a la calle no significa que no podamos aprovechar el tiempo. Quizá hoy más que nunca podremos centrarnos en todos esos aspectos de nuestra vida que, por el ritmo acelerado del día a día, quedaban fuera de nuestro control. Pasar tiempo con los hijos es uno de ellos.

En Sareb | Downsizing: cuando mudarse a una casa más pequeña es una buena idea

Imágenes | iStock/fizkes, Monstruo Estudio, alvoi, Chris Benson, Brina Blum

Lo que contamos