Cinco proyectos fallidos que simbolizan la crisis inmobiliaria

Tiempo de lectura: 4 minutos

Después de la tormenta, llega la calma. Después de la euforia, aparece la depresión. Son dos frases hechas, sí, pero tienen mucho de ciertas. En España lo sabemos bien, especialmente después de la crisis. Esta ha sido tan larga, que nos cuesta trabajo recordar cómo eran las cosas antes de que se instalara entre nosotros.

Una buena manera de revivir situaciones lejanas consiste en buscar símbolos capaces de retrotraernos a ellas. En urbanismo también es posible encontrar esas magdalenas de Proust que nos teletransportan a la época inmediatamente anterior al estallido de la crisis. Imágenes de lo que pudo ser y no fue. Productos de una economía que parecía dispuesta a resistir cualquier proyecto que le plantearan. Construcciones y urbanizaciones que se quedaron a medias o sin usar, y hoy nos sirven como recordatorio de las lecciones aprendidas tras la crisis.

La recesión provocó que muchas de estas construcciones pasaran a manos de entidades financieras y algunas de ellas fueran finalmente adquiridas por Sareb, que a cierre de 2018 ya había aprobado la finalización de más de 100 promociones residenciales que suponen alrededor de 3.200 viviendas.

Otros proyectos no se han llegado a finalizar y se han convertido en un problema heredado tras años de dificultades económicas. Se trata de jarrones chinos a los que no se daba uso, pero que era necesario mantener para evitar en lo posible su deterioro.

A continuación, nos referimos a cinco grandes proyectos que se quedaron en intenciones a causa del parón abrupto que sufrió la economía, de los excesos cometidos anteriormente y de los fallos de distintos tribunales.

Campus de la Justicia de Madrid

Ciudad de la Justicia de Madrid

Un proyecto que nació con la intención de reunir las sedes judiciales desperdigadas por Madrid, que permitiera a los profesionales evitar grandes pérdidas de tiempo. Así se gestó en su día el Campus de la Justicia de Madrid, también conocido como Ciudad de la Justicia, en el año 2004.

La primera maqueta incluía 18 edificios. Algunos de ellos fueron diseñados por arquitectos de la talla de Sir Norman Foster, Zaha Hadid o Richard Rogers. Su localización estaba prevista en el nuevo desarrollo urbanístico de Valdebebas, en el nordeste de la capital.

Hoy, de este proyecto solo está en pie uno de los edificios, concebido en su día como sede del Instituto de Medicina Legal. No tiene uso y se ha convertido en el símbolo del frustrado Campus de la Justicia de Madrid. Su puesta a punto para una futura utilización costaría 4,8 millones de euros, aproximadamente el 20% de todo el presupuesto para infraestructuras judiciales de la Comunidad de Madrid en 2019.

Circuito de Fórmula 1 de Valencia

Circuito urbano Valencia F1

A la vista de esta imagen, cualquiera diría que Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel volaron sobre el asfalto a escasos metros de allí. Y, sin embargo, así fue: entre 2008 y 2012, el Circuito Urbano de Valencia, que transcurría junto al puerto de la ciudad, albergó el Gran Premio de Europa de Fórmula 1. Sin embargo, no tuvo continuidad y parte de los 5 km de su recorrido fueron víctimas del abandono poco después.

En la actualidad se busca una salida para parte del suelo que ocupaba este circuito, que podría dar paso a un nuevo barrio de Valencia. Sareb ya vendió activos de esta tipología que poseía en El Pai del Grao,  donde se levantaba la mencionada pista automovilística.

El Reino de Don Quijote

Caesars Palace Hotel El Reino de Don Quijote

El edificio de la imagen es el hotel Caesar’s Palace de Las Vegas. Una réplica suya estuvo a punto de levantarse en Ciudad Real. Formaba parte de El Reino de Don Quijote, un complejo de ocio proyectado a las afueras de la capital de la provincia. Además del icónico hotel y otros alojamientos de lujo, este desarrollo iba a albergar campos de golf, un casino, un centro comercial, otro de congresos y miles de viviendas, entre otras construcciones.

Sin embargo, el proyecto se paralizó en 2008 a causa de la situación económica. En 2011, su máximo accionista se declaró en concurso de acreedores.

Ciudad del Medio Ambiente de Soria

Ciudad del Medioambiente Soria

Las cúpulas que se observan en la imagen no son una instalación secreta de la NASA en medio del campo. Es lo que queda del proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria, que comenzó a construirse en 2010, en plena crisis. Iba a convertirse en un parque temático de la ecología y el desarrollo sostenible.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la ley que se había aprobado para agilizar su construcción. En el Soto de Garray, donde se comenzó la construcción, se levantan hoy algunas estructuras a medio hacer. Aunque con la larga duración de la crisis económica se planteó reconvertir el proyecto en un parque empresarial, esta posibilidad se encuentra pendiente de lo que decida el Tribunal Supremo.

El Algarrobico

El Algarrobico proyecto crisis

Uno de los nombres que más se suelen asociar a la crisis inmobiliaria es El Algarrobico, incluso para aquellas personas que jamás han pisado la costa de Almería. Allí es donde se levanta un gigantesco hotel de 411 habitaciones en primera línea de playa que está a medio terminar y que, además, se resiste a desaparecer. Sin embargo, no fue exactamente la crisis la que paralizó su construcción.

El Algarrobico es un desarrollo que se encuentra en el Parque Natural Cabo de Gata. Se comenzó a construir en 2003 y tres años después, en 2006, se paralizaron las obras por una presunta violación de la Ley de Costas. Entonces comenzó una maraña judicial que declaró ilegal la construcción y mantiene paralizado el proyecto. Incluido su posible derribo.

Aunque El Algarrobico no sea un ejemplo de proyecto frustrado por la crisis, sí se considera un símbolo de los excesos que se produjeron antes de ella. Un recordatorio más de lo importante que es la prudencia en el ámbito urbanístico.

Imágenes: iStock: Artfoliophoto / Flickr: Untipografico / Google Maps / Wikimedia: CJM

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos