¿Comprar sobre plano como inversión? Las ventajas de invertir en obra nueva

Tiempo de lectura: 5 minutos

Invertir en vivienda es una de las fórmulas utilizadas por los pequeños inversores para conseguir rentabilidad con sus ahorros sin sufrir la volatilidad de la renta variable. De hecho, en los últimos 25 años la vivienda de obra nueva se ha revalorizado un 148%. Supone un 6% de rentabilidad anual, un porcentaje que no se consigue con otros productos de inversión.

Renta fija, renta variable y obra nueva

Hay que recordar que los bonos del Estado a 10 años no ofrecen ninguna rentabilidad y el IBEX 35 —la bolsa en general—, es tan volátil que el año de la pandemia terminó con un -15,5% de rentabilidad, según el Banco de España.

Además, la revalorización de la vivienda de obra nueva es un 20% superior a la conseguida con la segunda mano, según Stoneweg Living. Si a esto se añade las ventajas de comprar sobre plano que enumeraremos a continuación la rentabilidad puede ser todavía mayor.

¿Comprar para alquilar o comprar para vender?

De acuerdo con los datos del Banco de España, comprar una vivienda para alquilar genera una rentabilidad anual de en torno al 3,7%. Aunque llega al 5,2% si se analiza la rentabilidad total incluyendo la revalorización del precio de la casa.

Comprar para alquilar

Un estudio de Fotocasa, sin embargo, eleva la rentabilidad de la vivienda hasta el 6,8%, que es el registro más alto de los últimos diez años. La ventaja de comprar para alquilar es que se consiguen unos ingresos fijos estables.

Además, si se alquila como vivienda habitual del arrendatario —y así consta en el contrato de alquiler—, el arrendador tiene derecho a una reducción del 60% de las rentas obtenidas por el arrendamiento en su declaración del impuesto de la renta.

Comprar para vender

Cuando se compra una vivienda como inversión para luego vender, la rentabilidad que se alcanza está entre el 15% y el 20%, según las estimaciones del sector, siendo habitual comprar segunda mano, reformar y vender en poco tiempo para obtener rentabilidad a corto plazo.

No obstante, una vivienda nueva que se compra sobre plano y se pone a la venta cuando finaliza la construcción consigue una rentabilidad muy superior, aproximadamente del 20%.

¿Qué ventajas tiene comprar una vivienda sobre plano como inversión?

ventajas comprar plano como inversion

El ahorro para la entrada es más asequible

El ahorro es una de las principales ventajas de comprar una vivienda sobre plano como inversión porque el precio puede ser entre un 10% y un 15% más bajo que el de una casa nueva ya construida.

Como el precio de la vivienda está cerrado desde que se firma el contrato de compraventa, no afecta la previsible revalorización que pueda experimentar la vivienda durante el periodo de construcción hasta que se entrega, que puede alargarse dos años o más.

Facilidades de pago y plazos

La compra de una vivienda sobre plano ofrece mayores facilidades de pago porque se afronta en distintos plazos. Cuando se compra una casa con hipoteca hay que contar con unos ahorros aproximados del 35% de su valor para cubrir los gastos de la operación y los impuestos.

Sin embargo, cuando se compra sobre plano lo más frecuente es pagar un 10% cuando se reserva mediante la firma el contrato de compraventa y otro 10% en cuotas hasta que finaliza la construcción. De este modo, hay cierto margen de tiempo para ahorrar el dinero que no cubre la hipoteca en la entrega de llaves.

Personalizar la vivienda sobre plano

compra sobre plano como inversion personalizar vivienda

Comprar sobre plano brinda la posibilidad de personalizar la vivienda. La mayoría de las promociones ofrecen al comprador la opción de realizar cambios que pueden añadir valor sin coste o con un coste reducido para después alquilar la vivienda más fácilmente:

  • Distribución: cocinas integradas o independientes, ampliación o reducción de dormitorios, vestidores…
  • Acabados: tipos de suelo, alicatados, color paredes…
  • Equipamientos: mobiliario cocina, tipos de puerta, sustitución de bañera por ducha…
  • Calidades: maderas nobles, mármol, electrodomésticos de alta gama…

Elegir el piso más interesante

Sobre plano, se elige el piso que más se ajuste a las preferencias del comprador en cuanto a altura, orientación, distribución, vistas… Aunque para conseguirlo hay que ser rápidos en la elección, para evitar que otros posibles compradores se adelanten. Cabe resaltar que los áticos y bajos con jardín son los pisos más demandados en las promociones de obra nueva.

No solo hay que tener en cuenta la distribución del piso, sino también la ubicación dentro del edificio y dentro de la urbanización, pues influirá en la orientación de las estancias y en las vistas: a la calle o a las zonas comunes.

Mejores materiales, mayor eficiencia energética

Los pisos de nueva construcción tienen una calificación energética más alta. Las promociones nuevas están construidas con materiales más avanzados para conseguir mejor eficiencia energética. Estos materiales suponen un ahorro en el gasto mensual de suministros y otra ventaja a la hora de alquilar la vivienda, ya que los inquilinos pagarán menos luz.

Mejores zonas comunes

comprar sobre plano como inversion zonas comunes

Las urbanizaciones de obra nueva ofrecen zonas comunes muy completas que han pasado de las tradicionales formadas por jardín, gimnasio, piscina y pistas deportivas a incluir salones sociales para celebraciones familiares, salas de estudio para los niños, salas coworking para teletrabajar y hasta salas de cine, entre otras características.Se trata de extras muy valorados por los inquilinos cuando buscan una vivienda en alquiler porque pueden desarrollar actividades de ocio sin salir de la urbanización, ni incurrir en nuevos gastos.

Garantías contra defectos: hasta diez años

Una vivienda de obra nueva ofrece mayores garantías ante los defectos que se puedan detectar al vivir en ella. Desde los fallos de terminación que se deben reclamar durante un año; a los daños causados por defectos en la construcción o en las instalaciones, para los que se dispone de tres años.

Por último, la obra nueva cuenta con un seguro decenal que garantiza los daños posteriores que pueda sufrir la vivienda debidos a vicios o defectos en la cimentación, soportes, vigas, forjados u otros elementos estructurales y que puedan afectar a la estabilidad del edificio. El plazo de diez años comienza a contar desde la entrega de llaves.

Obra nueva: ventajas para vender y para alquilar

En resumen, comprar sobre plano como inversión tiene ventajas para su posterior alquiler o su venta. Si se alquila, la obra nueva permite una renta más elevada gracias a comodidades y elementos diferenciadores que resultan atractivos a los inquilinos. Si se vende, el inmueble de obra nueva empieza a revalorizarse desde el momento de la reserva sin que eso afecte al precio firmado.

Imágenes | Istock/mustafagull Istock/Valeriy_G SI / Istock/Chainarong Prasertthai Istock/anyaberkut

Lo que contamos