Cómo era una casa en 2000 y cómo es ahora: la ‘smartización’ del hogar

Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Habéis notado la smartización de vuestra casa? Las viviendas se han vuelto más inteligentes durante la última década gracias a diferentes gadgets domésticos. La entrada de internet a finales de los 90, la llegada del smartphone en la primera década del s. XXI y la irrupción de los altavoces inteligentes a mediados de la década pasada están transformando nuestros hogares en smarthomes.

Como ocurre con los cambios graduales, muchos no los hemos notado a nuestro alrededor. Han aparecido a cuentagotas, y los hemos integrado poco a poco. Sin embargo, cuando echamos la vista atrás sí percibimos el camino recorrido. En el año 2000 no teníamos robots barriendo y limpiando el suelo, no podíamos pedir pizzas a través del altavoz y ningún frigorífico participó en un ataque hacker.

¿Cómo eran las viviendas en el año 2000?

Corría el año 2000 y Google, una startup de futuro incierto, tenía solo dos años. Amazon cumplía seis y Apple era la única adulta del momento (1976). Hoy, estas tres empresas se disputan el mercado de la domótica conectada a través de sus altavoces, pero en su momento ni se les intuía. Aquel año el móvil de mayor éxito fue el Nokia 3310 y entrar en una vivienda conectada era improbable.

nokia 3310 telefono ano 2000 smartización

Las viviendas no eran muy diferentes de las construidas de forma masiva entre 1960 y 1980. El éxodo rural de mediados del siglo pasado obligó a muchas ciudades a construir grandes barrios de viviendas, y todas eran relativamente parecidas. Después de todo, el código técnico apenas había cambiado, y lo más revolucionario eran las puertas blindadas.

Como novedad, las primeras bombillas de bajo consumo empezaban a asomar la cabeza. Para la comercialización de los LED aún quedaban dos años. Nadie hablaba de casas conectadas, al menos no de la forma en que hoy las entendemos, mucho menos de viviendas inteligentes o smartización. Pero el tiempo no se detiene y hemos pasado toda una generación de cambios incrementales que sorprenden al mirar atrás.

‘Smartización’: cómo ha cambiado la vivienda en 20 años

En 2005 el 28,5% de los hogares españoles disponían de conexión a internet, cifra que no ha dejado de crecer hasta el 91,4% de 2019. Pese a ser la misma tecnología, el cambio de cobre a fibra óptica fue enorme. En menos de 15 años hemos pasado de ocupar el canal telefónico cada vez que queríamos conectarnos, a estar conectados 24/7 y buscar huecos para desconectar.

Viviendas cada vez más eléctricas

Ese mismo año nacía YouTube, y un par de años después Cupertino lanzaba el iPhone. Mientras tanto, la electrificación del hogar daba tímidos pasos. Nadie, o muy pocos, osaban plantear el autoconsumo, algo que es hoy en día una realidad. A nivel económico aún era una decisión poco racional para las familias. El gas natural era la fuente principal de calor y cocina, aunque las primeras vitrocerámicas se abrían camino.

Se implanta el teléfono inteligente

En 2009 la gente seguía usando SMS, y el servicio más popular de chat era MSN Messenger. Pero llegó a España el smartphone, y WhatsApp, y a partir de entonces casi todos adquirieron un teléfono “inteligente”. Aquello cambió nuestra perspectiva sobre la tecnología doméstica.

En 2012 el 81% de los teléfonos móviles comprados en España eran smartphones. Android e iOs se comían el mundo, y la domótica empezó a asomar la cabeza. Primero para los geeks, claro.

¿Frigoríficos que envían spam?

Justo antes de la llegada de los altavoces inteligentes, algunas marcas de electrodomésticos hicieron sus pinitos con dispositivos como frigoríficos conectados. Y, por supuesto, los hackers usaron una seguridad deficiente para atacarlos. Destaca el caso de un frigorífico al que pillaron enviando spam en 2014. Los atacantes lo habían transformado en un zombie que podían controlar.

Los asistentes de voz, vector domótico

Durante un lustro hubo que ser muy manitas para conectar el móvil a cualquier elemento doméstico, como las luces. Pero entonces, en 2014, Microsoft lanzó Cortana para PC y Amazon lanzó Alexa para sus dispositivos Echo. En 2016 Google lanza Google Assistant con el altavoz Google Home, pero Bezos tenía el control total de los hogares. Aunque no le duró mucho.

mercado de los altavoces inteligentes evolucion smartización

Empezó entonces la guerra por el mercado. Como podemos observar en la gráfica superior, actualizada cierres de diferentes ejercicios, Amazon empezó a perder peso en los hogares mundiales en cuanto llegó Google, y ambos han ido perdiendo espacio frente a Alibaba, Baidu o Xiaomi. A raíz de la aparición de los altavoces, electrodomésticos y servicios del hogar empezaron a trabajar con asistentes de voz.

Así son las viviendas inteligentes en 2020

A lo largo de los años hemos ido añadiendo domótica casi sin darnos cuenta. Actualmente, el 6,2% de los internautas españoles tiene un altavoz inteligente en casa, con foco en Google Assistant (66,1%), Siri (28,4%) y Alexa (8,25%), según la consultora SEIM. El 22% de estas personas lo usa a diario y otro 24,8% al menos una vez a la semana. Nos estamos acostumbrando a trabajar con la voz en lugar de una interfaz visual.

Es posible que el lector piense que es ajeno a esta tecnología porque no tiene un altavoz como tal en casa. Sin embargo, la mayoría de los móviles son Android (90,9%) o iOS (8,9%) según el último estudio de mercado de Kantar, por lo que cuentan con el Asistente de Google o con Siri. Además, muchos smartTV ya incluyen sistemas como Alexa o Google Assistant. A efectos prácticos, actualmente hay unos 2 o 3 altavoces en cada hogar.

altavoz inteligente google home en el hogar smartizacion

También nos hemos acostumbrado a que un robot aspirador conectado al router limpie por nosotros. Según un informe sobre el pequeño electrodoméstico, el mercado de los robots aspiradores había crecido un 27% anual en el primer semestre de 2019, con los robots conectados a la cabeza.

Algunas compañías creen que es el momento de invertir más en domótica. En esa línea, la consultora GFK señala que la domótica aumenta la seguridad de los hogares y los hace más saludables, además de ayudar a convertirlos en eficientes al automatizar tareas.

Y esto no ha hecho nada más que empezar. Es más que probable que la smartización llene en los próximos años nuestras viviendas de objetos que hoy no somos capaces ni de imaginar.

 

Imágenes | Dan LeFebvre, M. Martínez, Aman Firdaus, Jonas Leupe

¡Suscríbete a Huellas by Sareb!

Suscríbete y recibe información y artículos sobre las nuevas formas de vivir en las ciudades, su futuro y el del sector inmobiliario.

Suscribirme

Lo que contamos